Bookeando

con MªÁngeles

La noche que no paró de llover - Laura Castañón

13/9/17

La noche que no paró de llover
Autor: Laura Castañón
Editorial: Destino
Páginas: 512
Precio: 20,90 euros


SINOPSIS


Valeria Santaclara necesita reunir la fuerza necesaria para abrir un sobre cerrado que está en su poder desde hace años y en cuyo exterior alguien ha escrito «El perdón». Para ello, y no por casualidad, acude a la consulta de la psicóloga Laia Vallverdú, quien a través de las sesiones de terapia la ayudará a recomponer el puzle de su existencia desde la infancia acomodada en el Gijón burgués de finales de los años 20, la relación conflictiva con su hermana, las circunstancias históricas de un tiempo convulso, y la culpa que vive en el fondo de su ser y cuya naturaleza última no es capaz de confesarse. 

La noche que no paró de llover explora desde una triple vertiente los mecanismos del mal: el infligido de forma deliberada, el que jamás imaginaríamos haber causado y el que creímos ocasionar y que no fue tal. A través de la historia de Valeria Santaclara y de las vidas que se cruzan en ella, se van trenzando los destinos de todos los personajes, con el poder de la palabra como elemento redentor, y con la ciudad de Gijón como telón de fondo. Una novela sobre el mal, la culpa y la redención, y sus efectos sobre la vida de unos personajes náufragos en su propia memoria, en el marco histórico de los últimos cien años.

LAURA CASTAÑÓN


Resultado de imagen de LAURA CASTAÑONEs una escritora asturiana nacida en Revanllines (Santa Cruz de Mieres) en 1961. Desde mediados de los años ochenta dirige talleres literarios y programas de animación a la lectura, e imparte cursos de Creación Literaria, Literatura y Comunicación. También ha trabajado en radio y en televisión, ha sido jefa de prensa y ha desarrollado labores de programación cultural y comunicación empresarial. En 2013 publicó su primera novela, Dejar las cosas en sus días (Alfaguara, 2013) una historia que entrelaza las vidas e historias de varios personajes y se sitúa en la mejor tradición de las sagas familiares. La noche que no paró de llover es su segunda novela.

MIS IMPRESIONES



Las buenas vibraciones en ocasiones nos la juegan. No ha sido este el caso. Una portada preciosa, una autora entrañable, una dedicatoria maravillosa y unas expectativas altísimas se han visto más que compensadas con esta historia, que formará parte de mis mejores lecturas del año. 

Cuando el destino puso a Enma en el camino de Laia, una catalana afincada en Madrid, jamás podía imaginar que terminaría viviendo en Gijón, una ciudad a cuyo clima no es fácil adaptarse. Pero el corazón tienes motivos que la razón no entiende, y Laia Valverdú decide ir tras Enma y asentarse junto a ella en Gijón. Allí, en un antiguo edificio restaurado, montará su consulta de psicología y conocerá a Valeria Santaclara, su primera paciente: una octogenaria que, mucho tiempo atrás, vivió en esa misma dirección y que decide aprovechar las sesiones con Laia para reunir las fuerzas necesarias con las que abrir un sobre que le dejó su hermana Gadea antes de fallecer y en el que reza “El perdón”; ese sobre que lleva con ella la friolera de dieciocho años. 

Valeria Santaclara es una mujer acostumbrada a tenerlo todo, una gijonense de buena cuna, que aun a sus años disfruta marcando la diferencia. Apodada por sus compañeros de residencia como “La Marquesa” por el estatus que ostenta incluso entre aquellos muros, ocupando dos habitaciones que ha decorado con sus propios muebles, mantiene a sus años una figura envidiable, y sus martes, el día que acude a la consulta de Laia, transcurren entre compras, sesiones de peluquería y largos paseos por El Muro. Pero Valeria es una mujer encorsetada, pura fachada y poco a poco esas sesiones con su terapeuta irán derribando muros y acercándonos a su esencia. 

Imagen relacionadaLa noche que no paró de llover es una preciosa novela intimista que nos invita a una lectura sosegada en la que también habrá lugar para las sorpresas y algún que otro giro inesperado. En lo del ritmo, insisto: si tienes prisa, no es el momento de emprender esta lectura. Una novela rica en personajes: tan bien matizados, tan llenos de vida, de luces y sombras, de ilusión, de miedos...que es imposible no dejarse arrollar por ellos. Cada cual se nos va desvelando con la debida mesura y, pese al ritmo pausado, la tensión está más que mantenida. De hecho, va in crescendo, meciendo al lector con esa prosa tan cuidada y envolvente de la que hace uso la autora para explorar temas como los celos, la culpa, el perdón, la soledad, la maternidad o el amor en sus infinitas manifestaciones. De esto último, del amor, encontraremos mucho aquí: puro, incondicional, desinteresado y generoso. Pero también encierran sus páginas mucha maldad y dolor, y es curioso porque está tan bien conjugado que cierras el libro queriendo más. 

Varios narradores, en tercera y primera persona, se irán alternando para ir desgranando la historia de cuatro mujeres: Laia y Enma, Valeria Santaclara y Feli. Siempre existen favoritos; los míos: Enma y Valeria. Enma, la pareja de Laia, ha arrastrado a esta última hasta Gijón, su ciudad natal, y quiere que el nuevo hogar de ambas sea perfecto. Es dulce, insegura, espontánea, divertida, generosa, en ocasiones caótica y, por encima de todo, maravillosa. Ella, en primera persona, a través de un diario nos irá contando como transcurre su relación con Laia, cómo se enfrenta a su nueva condición sexual y cómo encaja todo esto en su entorno. Lo hará sin pauta alguna, con la misma frescura y naturalidad que lo siente, despertando nuestra sonrisa o conmoviéndonos con el torbellino de emociones que derrama. Laia es su contrapunto: más racional, más comedida, más culta y más hermética, aunque también aporta mucho juego a la historia. Valeria no se va a caracterizar por despertar simpatías en el lector, todo lo contrario. Sin embargo, es un personaje muy potente ante el que nadie permanece impasible: una mujer altiva, clasista y acostumbrada a jugar a caballo ganador, que nos irá contando su historia al tiempo que conocemos la vida de una familia de clase alta desde el Gijón de la Segunda República hasta nuestros días. Por último, entra en escena Feli, una aspirante a escritora que trabaja como limpiadora en la residencia de Valeria y que, a ratos, sueña con una vida mejor. Quizá su historia ha sido la que menos me ha gustado o queda en un segundo plano frente a la fuerza de las relativas a Valeria, Laia y Enma. 

Una novela inolvidable con un plantel de lujo donde Gijón se convierte en uno más de los personajes; una historia que nos hará reflexionar y nos invita a tomar las riendas de nuestra vida y a disfrutar cada momento, porque solo nosotros somos dueños de nuestra felicidad. 


16 comentarios:

  1. Me gustó mucho leerla. Yo creo que sus personajes la hacen inolvidable.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho la novela y como escribe esta autora.Me has recordado lo bien que lo pasamos ese fin de semana en el que Laura nos dedicó su novela.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. También me gustó mucho esta novela y coincidimos en que está entre mis mejores novelas del año.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me gusta lo que cuentas sobre ella :D Me la llevo

    ResponderEliminar
  5. Todavía no la he leído pero quiero hacerlo... Se nota que te ha gustado.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. He visto ya varias reseñas de esta novela, y cada vez me apetece mas :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Yo también disfruté muchísimo esta novela. La prosa de la autora me pareció fantástica, da gusto leerla y el personaje de Valeria, inolvidable.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta lo que cuentas, si me la cruzo no la dejaré escapar. BEsos

    ResponderEliminar
  9. Laura Castañón escribe muy bien y los personajes ...., que decir de los personajes, aunque quizás mi personaje favorito fuera Valeria. Estaba deseando que llegaran las tardes de terapia. Besos.

    ResponderEliminar
  10. De acuerdo contigo en que es una novela muy especial que necesita el momento apropiado para su lectura. Besos

    ResponderEliminar
  11. Se nota que la has disfrutado por tu preciosa reseña, para mí Emma y Valeria también fueron mis favoritas y sí es una historia que necesita su momento, no tiene el ritmo que nuestras lecturas habituales pero merece mucho la pena.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Yo también disfruté de la lectura, fue como sumergirte en ella y palparla por dentro, sentirla.

    Buena reseña.
    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  13. Imposible no querer leerla tras esta reseña. Apuntadísima!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Lo tengo pendiente así que paso de puntillas
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Me llama la ambientación, poco he leído que transcurriera en Gijón, pero no lo suficiente como para apuntar el título a la lista de pendientes. Quedará en el aire.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  16. Bueno pues una reseña más que se une a todas las positivas que cosecha este libro. Me llamó la atención desde primer momento así que está más que anotado. Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...