Bookeando

con MªÁngeles

La víspera de casi todo - Víctor del Árbol

27/4/16

La víspera de casi todo
Víctor del Árbol
Editorial: Destino
Páginas: 416 
Precio: 20,50 euros
Sinopsis

Germinal Ibarra es un policía desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres años que decidió arrastrar su melancolía hasta una comisaría de La Coruña, donde pidió el traslado después de que la resolución del sonado caso del asesinato de la pequeña Amanda lo convirtiera en el héroe que él nunca quiso ni sintió ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal creía haber conseguido queda truncado cuando una noche lo reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que muestran una gran violencia. 

Una misteriosa mujer llamada Paola que intenta huir de sus propios fantasmas ha aparecido hace tres meses en el lugar más recóndito de la costa gallega. Allí se instala como huésped en casa de Dolores, de alma sensible y torturada, que acaba acogiéndola sin demasiadas preguntas y la introduce en el círculo que alivia su soledad.

El cruce de estas dos historias en el tiempo se convierte en un mar con dos barcos en rumbo de colisión que irán avanzando sin escapatoria posible.


Víctor del Árbol (Barcelona, 1968) fue mosso d’esquadra desde 1992 hasta 2012, cursó estudios de Historia en la Universitat de Barcelona y colaboró como locutor en Catalunya Sense Barreres (Radio Estel, Once). Es autor de las novelas El peso de los muertos (Editorial Castalia, Premio Tios de Novela 2006), El abismo de los sueños (inédita, finalista del XIII Premio Fernando Lara 2008) y La tristeza del samurái (Editorial Alrevés, Prix du Polar Européen 2012), traducida a una decena de idiomas y bestseller en Francia. Sus últimas obras son Respirar por la herida (Editorial Alrevés, fi nalista en el Festival Internacional de Cine Negro de Beaune 2014 a la mejor novela extranjera) y Un millón de gotas (Ediciones Destino, ganadora en 2015 del Grand Prix de Littérature Policière y premiada como la mejor novela policial extranjera por el Magazine Lire).



Mis impresiones

Mi estreno con Víctor del Árbol fue en el año 2014 con esa maravillosa historia de Un millón de gotas, un libro que me atrajo desde que lo vi en la estantería. Fue tal la sorpresa que me llevé con el autor y su narrativa que, acto seguido me embarqué con La tristeza del samurai. Tengo novelas suyas pendientes de leer, pero cuando me enteré que se había alzado con el Premio Nadal me alegré muchísimo por el reconocimiento que se le otorgaba y tuve claro que quería leer cuanto antes La víspera de casi todo.

Germinal Ibarra es un policía que, hace tres años, logró cerrar la investigación por asesinato de la pequeña Amanda y atrapar a su asesino. Aquello ocurrió en Málaga, en el año 2007. A partir de ahí, se convirtió en un héroe para todos, sin embargo, él está absolutamente atormentado. Aunque decidió poner tierra de por medio y trasladarse a La Coruña con su familia, la idea del suicidio no le da tregua y, mientras toma una decisión,  ahoga sus penas con la bebida.

Temporal en Camelle

Un buen día del verano de 2010, es requerido en el hospital por una paciente. Cuando Germinal llega se encuentra a una joven brutalmente agredida y su pasado regresa de una bofetada. La chica que hay postrada en la cama es Paola, una conocida suya. Paola, intentando huir de su pasado, decidió coger un coche y marcharse lo más lejos posible de su hogar. Y así lo hizo, se fue a la otra punta del mapa, a la Costa da Morte. Allí, en un pequeño hostal alejado de todos, va a entablar una curiosa relación con su posadera, Dolores, una portuguesa que también llegó a Galicia mucho años atrás buscando un refugio y con Mauricio un argentino que regenta una sombrerería.

Los faros del descapotable iluminaban un cartel oxidado a pie de carretera y el intermitente parpadeaba sobre las letras desdibujada. La carretera terminaba unos metros más adelante. Después solo quedaba el horizonte líquido, el fin del mundo. 
... Paola se preguntó si aquello era lo que quería hacer, encontrar un nuevo camino. ¿Qué importancia tenía el lugar? Aquel o cualquier otro. Todos eran iguales.

Que Víctor es un maestro tejiendo telas de araña no es ningún secreto para los que le han leído. Es especialista en crear tramas complejas en las que encontramos personajes con múltiples caras, todos ellos al límite, atormentados, con un pasado que les lastra y no les deja vivir. Con estos ingredientes, se nos presenta esta novela coral en la que, aunque en un principio Paola y Germinal puedan parecer el eje central de la historia, el resto de sus personajes, también son piezas esenciales sin las que no es posible lograr el perfecto engranaje. Paola viene huyendo desde muy lejos, algo que ocurrió en su pasado le atormenta y busca un poco de paz en esa posada situada casi en el fin del mundo. Dolores, su posadera también arrastra mucho dolor y hace tiempo que buscó cobijo en aquel lugar recóndito. Daniel, pese a su juventud también parece haber vivido demasiado y su abuelo Mauricio llegó hasta nuestro país huyendo de su Argentina natal. 

Nos encontramos con varias tramas que acaban confluyendo en las que el punto fuerte, sin duda, son sus personajes; personas muy diferentes, que se dan la mano en ese verano de 2010, acompañados de una gran tormenta en una región inhóspita, que potencia aún más esa sensación de asfixia que viven los protagonistas. Todos ellos tienen vidas quebradas y para cada uno de ellos, de una manera muy diferente se va tensando la cuerda hasta que en el momento más insospechado la cosa más insignificante sirve de resorte para que vacíen su dolor.

Como telón de fondo de la novela vuelve a aparecer el eterno debate entre el bien y el mal y esa delgada línea que los separa. ¿Hasta donde seríamos capaces de llegar si nos sentimos amenazados? Víctor del Árbol vuelve a escarbar en el pasado de sus personajes para mostrarnos su yo más oculto, ese que sólo da la cara cuando no existe otra salida. 

La novela está estructurada en un prefacio que se desarrolla en el año 2007, veinticinco capítulos numerados a cargo de un narrador omnisciente en tercera persona, en los cuales vamos dando saltos del presente, en el año 2010, hasta diferente momentos del pasado de los protagonistas. Por último, se cierra con un epílogo que nos traslada hasta el año 2013. 

Aunque la mayor parte de la novela tiene lugar en La Costa da Morte, también tienen un cierto protagonismo en ella Barcelona, Alemania y Argentina.

En definitiva, Víctor del Árbol vuelve a conquistarme con una novela llena de dolor, personajes complejos, muy bien perfilados psicológicamente, rotos por su pasado y a la deriva. Todos ellos necesitan un timón al que aferrarse para recomponer sus vidas. Sin duda, una historia que no puedo dejar de recomendaros.

Valoración: 8,5/10


40 comentarios:

  1. Gracias por la fantástica reseña ! Tengo muchas ganas de leer este libro. Lo voy a tener que adelantar en mi lista de pendientes ! Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Una reseña estupenda sobre un autor del que (¡mea culpa!) aún no he leído nada. Por lo que veo esta aventura de Germinal Ybarra está que se sale. Me la apunto, ¡a ver si en la cercana Feria del Libro cae!
    Gracias por tu reseña, Ma Angeles.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. A mi me ha gustado muchísimo.Yo he leído todas sus novelas y mi preferida sigue siendo "Respirar" por la herida".
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Lo tengo pendiente de lectura. Un besote

    ResponderEliminar
  6. Que reseña tan redonda te ha salido! Me encantó esta novela. La primera que he leído de Victor y estoy deseando leer más obras de él.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Ay os está gustando mucho a todo el mundo. A ver si este verano saco un poco de tiempo y lo leo. Por cierto, ¡me gusta mucho el nuevo diseño del blog! Te ha quedado muy muuuy bonito
    ¡Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  8. Buenas, voy a ponerme al día por aquí!!
    Ya sabes que me gusta mucho como escribe Víctor. Te ha quedado una reseña estupenda. Paola cala hondo en ese devenir que tiene, castigandose sin darse cuenta y sientiendose merecedora de todo lo malo que la ocurre..Pero mi preferido fue Ibarra...tanto carga, tan fuerte que tiene que aparentar y esta realmete destrozado interiormente.....
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  9. De acuerdo contigo. Una novela que hay que leer

    ResponderEliminar
  10. Me encantó al igual que "Un millón de gotas". Tengo pendientes otras dos de Víctor pero estoy esperando el momento de leerlas porque creo que las novelas de Víctor tienen su momento por todos los sentimientos que hacen brotar.
    Me ha encantado tu reseña.
    Un besote

    ResponderEliminar
  11. No te leo casi nada esta entrada porque le tengo aquí esperandome para ser leído jijiji.Ya mismo!! Besos.

    ResponderEliminar
  12. Con qué ganas me dejas de esta novela! suerte que la tengo pendiente porque me he hecho con ella!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo contigo. Me gusta mucho como escribe Victor y esta novela es una buena prueba de ello. Sus personajes son redondos y bien anclados en los tres éxtasis temporales. Además le escuché hablar de ella y eso si que fue una delicia.

    ResponderEliminar
  14. A mí tb me encantó!!!!!! Aún no he leído Un millón de gotas, pero lo haré. Me he enamorado de su prosa.
    BEsos

    ResponderEliminar
  15. No sabía muy bien de qué iba y tras tu reseña, aunque no sea lo que suelo leer, me lo llevo apuntado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Menos mal que te he visto por face, si no me hubiera pasado desapercibida esta entrada. Es un libro que espero leer....si cae en mis manos. Besos

    ResponderEliminar
  17. Tengo muchas ganas de leer este libro!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Es increíble como Víctor del Arbol logra tejer esas telas de araña y consigue esos personajes que traspasan las páginas de sus novelas. Besos

    ResponderEliminar
  19. Lo tengo pendiente en la estantería y me parece que no va a esperar mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  20. Todavía no me estrené con el autor, pero es que creo que sus novelas encierran demasiado dolor para mí, al menos esa impresión tengo con todas las reseñas, y no me apetece mucho.
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. También me ha gustado mucho, pero si te parece que es un maestro tejiendo telas de araña, te recomiendo leer Respirar con la herida,es la que más me ha gustado y en esa si que teje pero bien!
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Lo tengo esperando en la estantería ya y me apetece muchísimo ponerme con él
    Besos

    ResponderEliminar
  23. A mí esta novela me decepcionó. Tiene demasiados elementos de la trama calcados de "Un millón de gotas". Pero cada lector es otro mundo, ¿no?
    besos

    ResponderEliminar
  24. No quiero leer cosas tristes. Por ahora la dejo escapar. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Mira que he leído buenas opiniones de los libros de Víctor y la tuyo se suma a la demás pero yo todavía no me he estrenado. Fíjate que vino a un evento cerca de Sevilla y tenía intención de ir pero nada, al final no pude. Besos

    ResponderEliminar
  26. Víctor tiene la virtud de crear historias y personajes que calan hondo en el lector creando así novelas realmente intensas. En ésta, además, me pareció tan apropiado el título que yo, que soy una auténtica fetichista de ellos, lo voy a erigir como el mejor título de 2016.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Veo que al final te ha gustado tanto como a mí. Un libro muy recomendable. Buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Al final el sábado no pudimos acercarnos a Víctor y no compré su libro. Seguro que lo leeré, me gusta mucho como escribe Víctor y es un autor para no perderle la pista. Fantástica reseña, guapa!
    Besitos

    ResponderEliminar
  29. Hola, M. Ángeles. Pues aún la tengo pendiente pero está en casa. Cada vez que leo una reseña de esta novela tengo ganas de cogerla y ponerme con ella.
    Excelente reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. No he leído ninguno de este autor pero creo que primero leería Un millón de gotas.

    ResponderEliminar
  31. Hola guapa!
    Lo tengo pendiente de leer. Gracias por la reseña. Besotes

    ResponderEliminar
  32. La tengo en casa desde que salió y aún no me he puesto con ella, no se porque no me atrevo Besinos.

    ResponderEliminar
  33. Me encantó con "Un millón de gotas" y estoy deseando ponerme con sus otros libros. Es difícil encontrar historias tan trabajadas y que acaben de forma redonda.

    Besitos

    ResponderEliminar
  34. Con esta novela me estrenaré con la narrativa de Víctor del Árbol. Aunque he leído alguna crítica no tan positiva como esta, en general veo que está gustando. A ver qué impresiones me causa. Besos.

    ResponderEliminar
  35. A mí Víctor del Árbol siempre me gana pero luego, también me destroza. Me deja trastocada emocionalmente y lo paso fatal. Por eso me tengo que acercar a sus novelas con pies de plomo y bien preparada. Esta caerá pero antes lo hará "Respirar por la herida" que también la tengo pendiente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Y yo sigo sin estrenarme con este autor, y mira que tengo ganas... A ver si cojo de una vez Un millón de gotas que lo tengo esperando en la estantería. Besos

    ResponderEliminar
  37. Gracias por la reseña! Si cae en mis manos puede que me anime con él. Un besote

    ResponderEliminar
  38. He leídos todos menos éste que ya sabes que no pude comprar el libro en San Jordi, jeje ¿quien lo diría? Cómo viene a Badajoz, me esperaré al mes que viene para comprarlo y que me lo firme :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  39. Le tengo ganas, aunque antes quiero leer un millón de gotas que aún lo tengo pendiente, que desastre..
    Besos

    ResponderEliminar
  40. No me extraña que te haya gustado, es realmente buena :D

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...