Bookeando

con MªÁngeles

Esta semana leo #21-2019

20/5/19

Mi ritmo lector está de capa caída últimamente, así que vengo arrastrando lecturas de la semana anterior. Comienzo metida de lleno en la lectura de Antes de los años terribles de Víctor del Árbol, una novela que me tiene completamente atrapada. A lo largo de estos días, conforme vayan llegando los ejemplares que faltan, comenzaremos la lectura conjunta de La fragilidad del crisantemo de José Vicente Alfaro.


Y, vosotros, ¿qué leéis?


Despiértame cuando acabe septiembre - Mónica Rouanet

17/5/19

El rastro de un joven español se esfuma por el sur de Inglaterra tras dejar un mensaje de socorro en el teléfono móvil de su madre. Ella, que apenas ha abandonado su pequeño pueblo en contadas ocasiones, decide ir en su busca. Hace un año, su marido desapareció en las tranquilas aguas de la Albufera y no está dispuesta a vivir de nuevo una angustia como aquella. 
La Guardia Civil encontró la barca de Antonio abandonada a la deriva, con manchas de sangre sobre sus tablas. Amparo está convencida de que murió, pero las malas lenguas que recorren el pueblo rumorean otras cosas. Una vez en Inglaterra, Amparo descubre que su marido puede continuar con vida, ser el causante de la muerte de una mujer y estar involucrado en una sórdida trama repleta de intrigas.


MIS IMPRESIONES


Donde las calles no tienen nombres fue una de esas novelas que pareció convencer a todos cuantos he consultado. A mí me dejó con mucha curiosidad por conocer a Mónica Rouanet y la oportunidad ha venido de la mano de su nueva novela, Despiértame cuando acabe septiembre. Os cuento qué me ha parecido.

Un año hace ya de la desaparición de Antonio y una barca a la deriva con un rastro de sangre es el único dato que Amparo, una mujer de familia humilde de la Albufera, tiene acerca de la desaparición de su marido, al que parece habérselo tragado la tierra. Mientras, ella no solo ha tenido que seguir adelante con su dolor sino también aguantar las consecuencias de vivir en un lugar pequeño donde las habladurías se expanden como la espuma. Pero eso no es algo nuevo; lo ha sufrido desde niña. Ahora, un mensaje de su hijo Toñete, pidiéndole ayuda hará que esta mujer de poco mundo tenga sacar fuerzas de flaqueza y volar al sur de Inglaterra en su busca. Allí le aguardarán un montón de sorpresas inesperadas, entre ellas, la posibilidad de que su marido esté vivo e implicado en la muerte de una mujer y ciertos negocios de lo más oscuros.

Despiértame cuando acabe septiembre es una novela de corte intimista que se combina con una misteriosa desaparición, y en la que una mujer se ve acuciada a la búsqueda de su hijo, teniendo que erigirse en investigadora para dar con su paradero. Una trama, en apariencia simple, que va tornando en una sórdida historia llena de secretos enterrados. Una historia a la que aun teniendo mimbres, creo que no se les ha sacado suficiente partido. Me ha faltado cierta garra, y es que aun considerando que la trama en sí es buena, y la lectura es ágil, que no rápida, creo que los personajes están faltos profundidad, esa que te mantiene pegada a la historia con ganas de más. Y quizá eso mismo haya provocado en mí que una novela que comienza muy bien, no logre mantener la tensión adecuada y tenga ciertos valles en la lectura para remontar en su recta final, eso sí con un final impactante. 

Será Amparo, la protagonista narradora, la que en presente nos vaya desgranando el curso de los acontecimientos desde que recibe un mensaje de su hijo hasta que, a través de su propia investigación, tope con un sombrío asunto y salgan a la luz un montón de secretos guardados bajo siete llaves.

Amparo es una mujer humilde que vive en la Albufera me ha inspirado cierta compasión desde  las primeras páginas porque es la típica persona que parece haber nacido para ir de drama en drama. Una mujer que no encaja en ningún sitio, hija de unos emigrantes que probaron fortuna en Suecia, allí era la extranjera. A los veinticinco volvió a España para aquí ser la sueca. Conrad es un británico que ayudará a Amparo en su investigación, un hombre hundido, también marcado por la tragedia que, en busca de sus propias respuestas, decidirá acompañar a nuestra protagonista.  

La ambientación de la historia sí que está muy lograda y me ha gustado especialmente la forma en la que la autora recrea la presión social de un entorno pequeño, de esa familia humilde que ve cómo los chismes se van colando por todos los rincones y hacen la vida insoportable.

Despiértame cuando acabe septiembre es una novela que combina una historia intimista con la investigación sobre le paradero de un joven. Una trama que esconde mucho más de lo que priori podamos imaginar y en la que me ha fallado la tensión narrativa y la profundidad de ciertos personajes.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...