Bookeando

con MªÁngeles

Bajo el signo de la noche - Roque Pérez Prados

25/9/18

Bajo el signo de la noche (Calibre 44) de [Pérez Prados, Roque]

SINOPSIS


Sara desea ser madre. Rubén desea ser feliz al lado de Sara. Y ambos harán lo que sea necesario por hacer realidad sus sueños. Así, viajan a Moscú, donde han contactado con una organización que facilita la adopción de niños huérfanos a familias adineradas. Nicolai es el elegido; un niño inteligente, educado, bien formado y con unas capacidades especiales. Pero han de cumplir tres normas insólitas que precipitarán la particular bajada a los infiernos de la familia.




MIS IMPRESIONES


Hay historias que nos buscan y de las que aun sin saber nada un buen día lees la sinopsis y quieres seguir conociendo de ella. Algo así me ocurrió a mí con Bajo el signo de la noche, la primera novela de Roque Pérez Prados, un thriller que me ofrecieron estando de vacaciones y no dudé en aceptar tras leer su primer capítulo. Hoy os cuento mi balance.  

Con un comienzo absolutamente estremecedor en el que ocurre algo atroz en una clínica rusa, llegamos hasta Rubén y Sara, una pareja española, felizmente casada  a la que solo le falta un hijo para lograr la plenitud de su relación. Aunque Rubén lo lleva bien, Sara está realmente obsesionada con el tema de la maternidad. La burocratización y trabas que rodean la mayoría de las adopciones en países extranjeros la ha llevado a una crisis emocional severa. En un intento de salvar la situación, Rubén contacta con una organización rusa que gestiona adopciones relativamente rápidas,  y aunque deberá hacer frente al pago de una importante suma de dinero, está dispuesto a asumirlo por ver cumplido el sueño de Sara.

Ya en Moscú, y tras una serie de cambios de última hora en las condiciones pactadas, descubren que el niño de once años que va a adoptar, Nicolai, tiene una serie de necesidades particulares y especialmente llamativas que requieren una adaptación de su nuevo hogar. Pese a la desconfianza que despierta en ellos lo curioso de la situación, acceden a los requerimientos  de la gestora y comienza su nueva vida en España como padres y los problemas para esta pareja.

La maternidad subrogada y las adopciones internacionales están cada día más extendidas y no son pocas las parejas que se animan a alejarse de sus fronteras  para conseguir ese hijo que tanto ansían. Tras este lucrativo negocio existe un complejo entramado de empresas que no siempre es trigo limpio. Y me pareció un planteamiento original e interesante el usado por Roque aunque de alguna manera siento que parte de ese potencial se ha desaprovechado quizá por una falta de tablas.  

Bajo el signo de la noche es una de esas novelas en las que pasas de cero a cien en un par de páginas. El primer capítulo te deja los ojos como platos. La trama prometía hacer las delicias de un thiller trepidante y el punto de partida era potentísimo, sin embargo, a medida que avanzamos en la lectura vamos encontrando ciertas incongruencias  en el desarrollo de la historia y en el perfil de los personajes que me han hecho alejarme de mi entusiasmo inicial. Y aquí debo hacer un inciso a favor de este autor novel que, desde mi punto de vista, ha querido enriquecer la trama dotándola de más complejidad, pecando por exceso al intentar montar un puzle demasiado ambicioso que, en realidad, no necesitaba de tanto aderezo para haber logrado una lectura más que satisfactoria.

Roque Pérez Prados tiene una prosa sencilla y fluida y hace uso de un estilo directo. Un narrador omnisciente será el encargado de conducirnos por un thriller con ciertos tintes paranormales que va de más a menos por los detalles ya aludidos. Y de esta forma, aunque la historia se lee bien, es cierto que yo he perdido el interés inicial que debe tener cualquier novela del género para impulsarte a seguir desentrañando la historia.

Bajo el signo de la noche es una novela que no ha llegado a convencerme de la forma que esperaba. Desde mi punto de vista, el planteamiento base era suficientemente bueno como para no haber rizado mucho más la historia, introduciendo algunas subtramas que, en mi opinión, han hecho que el esternón de la novela se difumine y se pierda en temas accesorios. Y a pesar de todo creo que el autor, puliendo determinados aspectos puede sorprendernos en un futuro. Evidentemente esto no deja de ser una opinión personal y estoy segura que muchos de vosotros podríais tendríais una lectura muy diferente. 

Esta semana leo #29-2018

24/9/18

Un lunes más y otro desastre de programación lectora. Y aún así yo sigo empeñada en hacerla de nuevo. A ver si la cumplo. A ver si a la tercera va la vencida. Os cuento lo que leeré esta semana que comienza. Lo primero que tengo entre manos es Tres mil noches con Marga de Pedro Ramos. Sé que muchos ya la habéis leído y disfrutado y mi ejemplar debe estar en manos de algún aficionado a la lectura, así que como Pedro presentó su novela el pasado viernes en Málaga, me hice con un ejemplar. Y ya he leído un poquito de ella y sigo con muchas ganas de conocer a esas tres Margas.  Sé que me va a durar un suspiro. Después llegará el turno de Mikel Santiago y La isla de las últimas voces. Con este hombre se arriesga poco. Al menos yo, acierto siempre, así que tengo muy buenas perspectivas. Y sigo arrastrando una novela de la semana pasada, una que se coló fuera de agenda, La apariencia de las cosas de Elizabeth Brundage, que es un libro que voy a ir leyendo poco a poco. Me está gustando mucho pero que está catalogada como thriller y no es en absoluto una historia para ir con prisas a pesar de que es maravillosa y está escrita con una prosa fantástica. Os dejo la foto.


Os recuerdo que hay dos sorteos activos en el blog: 

1) Los desterrados de Kamile Shamsie. Bases.



2) Cuando te golpeo de Meena Kandasamy. Bases


3) Pero qué locura de libros también tiene un sorteo muy atractivo: 3 ejemplares en papel de A merced de un dios salvaje de Andrés Pascual. Bases


Y, vosotros, ¿qué leéis?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...