Bookeando

con MªÁngeles

Esta semana leo #29-2020

13/7/20

Buenos lunes a todos. El calor aprieta y las fuerzas van mermando y pese a todo, llevo unas semanas de poco ritmo lector pero de lecturas de lo más jugosas. Esta semana la comienzo con El mentiroso de Mikel Santiago, que comencé ayer en la playa y me tiene absolutamente encandilado. Cuando termine con ella, llegará el turno de Jöel Dicker y El enigma de la habitación 622.
 

Y, vosotros, ¿qué  leéis?

El asesinato del calígrafo de Bagdad - José Vicente Alfaro

8/7/20

 
Un crimen enigmático.
Una conspiración para derrocar al califa.
El secuestro de un niño de diez años.
Y el hallazgo de una primitiva versión del Corán distinta de la oficial, que podría hacer temblar los pilares de la religión islámica.
Acompaña a Theobald, un monje cristiano venido de Occidente, en su viaje a la Bagdad del siglo IX, capital del califato abasí y epicentro mundial del saber y la cultura, mientras trata de esclarecer un extraño asesinato en el que se verá involucrado de forma accidental.
Al mismo tiempo, Al-Mamún, máximo dirigente del poderoso imperio musulmán, se esfuerza por imponer una visión más racionalista del islam, compatible con el estudio de la ciencia y la filosofía, aspiración que le creará numerosos enemigos entre los fieles más radicales.
Sumérgete ahora mismo en la absorbente trama que propone la novela, situada en el marco histórico de la conocida como Edad de Oro del islam.
FICHA DEL LIBRO

MIS IMPRESIONES


Son años varios años ya los que llevo leyendo a José Vicente Alfaro y si de algo puede jactarse este autor es de hacer amena la historia incluso a aquellos que desde siempre se han alejado del género por miedo a descripciones farragosas e interminables. Él, sin embargo, parece haber encontrado el equilibrio perfecto y su afán por descubrirnos civilizaciones menos abordadas en literatura parece no tocar fondo. Os cuento qué me ha parecido El asesinato del calígrafo de Bagdad, la quinta novela que leo de este autor. Podéis encontrar reseñadas en este blog: Bajo el cielo de los celtas, El laberinto del hindú, El sueño de Creta y La fragilidad del crisantemo.

 

Siglo IX. Bagdad vive la Edad de Oro del islam, impera el califato abasí con Al -Mamún a su cabeza, defendiendo una apertura a Occidente así como una interpretación más abierta del Corán, pero ciertos grupos radicales miran con recelo y pretenden derrocar al califa para imponer una doctrina mucho más férrea y extremista.

Mientras todo esto ocurre, la Casa de la sabiduría, que alberga en sus instalaciones una inmensa biblioteca así como un centro de traducción y congrega a diario a los más famosos eruditos y calígrafos, se convierte en el epicentro intelectual del mundo. Hasta allí se dirige Theobald, un monje cristiano, que procedente de Inglaterra, quiere cumplir su sueño y trabajar como traductor. El camino será largo, y parte de él lo hará en una caravana en compañía de otras muchas personas que se dirigen a Bagdad. Allí conocerá a la bella Subaya y al pequeño Yasir, de tan solo diez años, que desaparecerá en las inmediaciones de la ciudad. 


La llegada a la ciudad va a estar plagada de sorpresas inesperadas y, casi sin darse cuenta, Theobald, se verá casi obligado a investigar el asesinato de un calígrafo de la Casa de la Sabiduría. Y es que la única persona que le ha tendido una mano a su llegada a la capital, un comerciante de papel,  ha sido acusado de un asesinato que parece no haber cometido.


Las rutinas de una ciudad que bulle de gente procedente de diferentes puntos del mundo, conspiraciones,  luchas intestinas y de poder se irán abriendo paso en este thriller histórico en el que las altas dosis de intriga aportarán gran dinamismo a la trama e incitarán al lector a saber más de una historia que, aun moviéndose por distintos escenarios de Bagdad, despunta con ese magnífico dibujo del centro del saber: la Casa de la Sabiduría. De ella, sus instalaciones, los profesionales que allí se daban la mano, en especial los calígrafos,  y su funcionamiento interno aprenderemos muchísimo.


Jose Vicente Alfaro repite la fórmula que tan buenos resultados le proporciona una y otra vez: darnos una lección de historia con una trama sencilla, ligera, que combina historia con tintes de misterio, y que sin perderse en detalles interminables que nos saquen de la trama, nos da las descripciones justas para ubicarnos en el espacio y en el tiempo sin restar un ápice de emoción a la novela. Si aún no habéis leído nada de este autor, os animo a hacerlo.


El largo sueño de Laura Cohen - Mercedes de Vega

3/7/20

megustaleer - El largo sueño de Laura Cohen - Mercedes de Vega

A los pocos días de perder a su marido en un accidente de tráfico, Laura Cohen, una psiquiatra española afincada en Montreal, toma como paciente a un hombre traumatizado por su pasado. Cuando este desaparece sin dejar rastro tras la tercera sesión, Laura comenzará su búsqueda atraída por una inesperada conexión entre el hombre y su marido fallecido. Esta investigación la sumergirá en una peligrosa red de conspiraciones, secuestros, experimentos ocultos y torturas que se remontan a la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, y la llevará a cuestionar sus orígenes, su matrimonio y su vida hasta ese momento. Mercedes de Vega cambia de registro con su obra más ambiciosa: apoyada en una prosa excelentemente trabajada y una atinada caracterización de los personajes, teje una trama de intriga urdida a la perfección, plagada de giros y revelaciones sorprendentes, que no aminora su ritmo adictivo ni por un momento.
FICHA DEL LIBRO

MIS IMPRESIONES


Todas las familias felices fue la novela con la que conocí a Mercedes de Vega, y también la que me animó a buscar Cuando estábamos vivos, de anterior publicación a esta y con la que compartía protagonistas. La publicación de un thriller psicológico, género con el que se estrena la autora y que tanto me gusta a mí, fue motivo suficiente para repetir con ella. Os cuento que me ha parecido la historia. 

Laura Cohen es una joven psiquiatra, afincada en Montreal desde hace años. La súbita pérdida de su marido y mentor, Alexander Cohen, en un accidente de tráfico ha tambaleado por completo los pilares de su existencia. En un intento por recuperar el pulso de su vida y de vuelta a su consulta, apenas diez días después, la búsqueda de un joven atormentado y de aspecto desaliñado que tras tres semanas de sesiones desaparece sin dejar rastro, se convierte en una obsesión para ella hasta tal punto que está dispuesta a saltarse el código deontológico que podría arruinar su carrera. Pero Laura está convencida de que Jacob Lambert, su paciente, tiene alguna relación con su difunto marido. Y no va a parar hasta encontrar el nexo de unión, aunque no sabe que en esa búsqueda está poniendo en grave riesgo su vida y que la hará dudar de todas las certezas en las que se asentaba su vida. 

Que Mercedes de Vega tiene una prosa impecable no es ningún secreto a estas alturas para aquellos que la han leído. Ella tiene no solo esa capacidad para transmitir al lector las emociones de sus personajes sino de contarlo de una forma maravillosa. Esta vez no iba a ser una excepción y, desde luego, es una delicia adentrarse en una historia que cuenta con estos mimbres; más si nos encontramos con un elenco de personajes creíbles y bien trabajados. Y de esos también hay aquí: tanto reales como ficticios, todos perfectamente integrados en una historia cuya narración corre a cargo de la principal protagonista, Laura Cohen, que nos va contando los hechos en pasado, y consigue imprimir su desconcierto desde las primeras páginas. Laura es una joven a la que la vida parece haberle sonreído desde que pisó suelo canadiense y conoció a Alexander Cohen. Ahora está en un país extraño y, aunque siente que hurgando en el pasado se adentra en arenas movedizas, necesita conocer la verdad. 

Estamos ante un thriller psicológico ambientado en tierras canadienses, concretamente en la ciudad de Montreal y otras poblaciones cercanas, con un inicio cargado una tensión, y que está montado sobre la base de ciertos acontecimientos históricos: unos experimentos sobre la mente humana llevados a cabo por la CIA en colaboración con la Universidad de Harvard en la segunda mitad del siglo pasado, en los que se vieron afectados alumnos del campus. Esta trama entronca con otra que se remonta a la Segunda Guerra Mundial, en la que inevitablemente sabremos de judíos, de nazis, de vidas marcadas por el sufrimento…y de cómo se asentó en este lejano país una amplia comunidad judía tras el Holocausto.

El largo sueño de Laura Cohen es una novela con una prosa una prosa deliciosa, con un arranque cargado de intriga desde las primeras páginas, moviéndonos por una trama que combina ficción e historia y, en mi opinión, bastante original. Quizá lo que para mí no ha estado tan pulido ha sido el hecho que recapitular en ocasiones sobre unos datos que han quedado ya expuestos y asumidos por el lector: un detalle sin un peso importante, pero que de no redundar habría logrado imprimir más ritmo a la novela. Y ni que decir tiene que repetiré con la autora.

La sexta trampa - J. D. Barker

30/6/20


El libro arranca justo donde termina la anterior entrega: Sam Porter, hasta ahora el detective al cargo del caso, ha sido apartado de él y es cada vez más sospechoso, el mayor hospital de la ciudad está cerrado por cuarentena por riesgo de contagio del virus SARS y entre los enfermos se encuentran los policías Clair y Klozowski, además de Upchurch, el cómplice del Cuarto Mono, que se debate entre la vida y la muerte. Su supervivencia es determinante para que el Cuarto Mono decida no liberar el virus al resto del país. Cuando empiezan a aparecer cuerpos en distintos puntos de la geografía con el mismo patrón la policía lo tiene claro: el Cuarto Mono sigue actuando, y esta vez es imposible que lo haga solo. Empieza así una carrera contrarreloj para detener a uno de los asesinos más fascinantes e inteligentes jamás conocidos que ha conseguido aterrorizar a todo un país. 
FICHA DEL LIBRO

MIS IMPRESIONES


Hay trilogías que se salen de lo común y, lejos de ir menguando en cada entrega, crecen más y más, deparándonos momentos realmente inesperados y de una acción cada vez más vertiginosa y sorprendente.  Hoy os hablo de La sexta trampa, el libro con el que se cierra la trilogía de El cuarto mono, cuyo desenlace me ha dejado con muchas ganas de volver a leer a este autor.


Al hablar de el cierre de una trilogía se hace necesario dar unas pinceladas para ubicar la historia,  por ello, ruego a quienes tengan la intención de embarcarse en la lectura de la misma y no conozcan las entregas anteriores, no sigan leyendo esta reseña que puede contener spoilers de lo acontecido en ellas.


La quinta víctima acabó con la detención del detective Sam Porter, uno de los pilares de la investigación de El cuarto mono, como sospechoso del caso. Así las cosas, arranca una nueva trama en la que se tratará de dilucidar la implicación o no del mismo en los asesinatos llevados por El cuarto mono. Las cosas no dejan de complicarse porque Anton Bishop, el principal sospechoso del caso, se ha entregado voluntariamente a la policía, pero una serie de macabros asesinatos siguen sucediéndose y esta vez no se sabe a quién imputar su autoría. Paralelamente, un hospital de Chicago ha sido puesto en cuarentena por estar en riesgo de liberarse en el mismo un peligroso virus que amenaza con extenderse entre la población.  La policía de Chicago y el FBI deberán tomar cartas en el asunto para arrojar algo de luz a un caso que les supera. ¿Quién está detrás de todo esto? ¿Tiene el Cuarto Mono un cómplice?


Estructurada en capítulos cortos numerados y titulados con el nombre de Poole, Claire, Nash, Porter…se va abriendo camino una historia que avanza a varias bandas, abarca apenas un par de días para después dar un salto en el tiempo de seis meses, y es una verdadera carrera contrarreloj donde cada segundo cuenta. De un lado, vamos conociendo el curso de una investigación policial en la que todos los indicios apuntan a la implicación del detective Sam Porte en el caso. El propio equipo policial aparece dividido: mientras Poole se resiste a creer en la culpabilidad de Sam, otros no lo tienen tan claro. De otra parte, se trata por todos los medios de contener la expansión de un virus que puede ser letal para la población. Un virus, el SARS, que logra ponernos la piel de gallina por el momento tan delicado que atravesamos en la fecha de la publicación de la novela, y que pareciera de alguna forma incluso premonitorio de la situación que estamos viviendo. Por último, recuperamos nuevos fragmentos de un diario, que nos ayudará a reconstruir la historia de Bishop tras los sucesos ocurridos en El cuarto Mono, una subtrama realmente sobrecogedora, que está intercalada entre el resto de los capítulos y con una caligrafía distinta, y, desde mi punto de vista, como ya ocurriera en el inicio de la trilogía, el mejor bocado de la novela.


Una prosa sencilla, infinidad de giros inesperados, capítulos cortos con indicación de la hora en la que transcurren los hechos y unos personajes absolutamente camaleónicos logran imprimir a la trama una tensión y velocidad de vértigo, que se ve acentuada por la necesidad de encontrar la identidad de un asesino escurridizo y extremadamente cruel capaz de burlar una y otra vez al equipo policial.


La sexta trampa es una de esas novelas que te deja con muy buen sabor de boca. Una historia llena de intriga y tensión que logra un cierre a la altura de la trilogía y me fideliza incondicionalmente con un autor que sabe muy bien lo que se hace y tiene mucho que contar dentro del thriller. No os la perdáis.

 


Esta semana leo #27-2020

29/6/20

Como diría mi madre no se puede estar en misa y repicando. Y algo así me pasó a mí la semana pasada; una semana en la que los planes lectores quedaron en eso, en meros planes. El calor aprieta y la cabeza está un tanto dispersa y para pocas exigencias, por lo que lo que tenía previsto leer tuvo poco avance. Así que comienzo este lunes con novela histórica y llega el turno de Nazarí de Mario Villén Lucena. Esta vez seré cauta y no haré más planes por el momento. Si consigo rematarla esta semana, ya veremos con lo que me animo después. 


Mujeres que no perdonan - Camila Lackberg

23/6/20

Camilla Läckberg, una de las autoras de novela negra más leídas del mundo, con 26 millones de ejemplares vendidos en 60 países, se aleja de sus series de Fjällbacka y Faye y nos regala su novela más negra y adictiva: Mujeres que no perdonan, una historia cargada de tensión, suspense y giros impredecibles. Ingrid, Victoria y Birgitta son tres mujeres muy distintas. Para el resto del mundo, llevan vidas aparentemente perfectas, pero las tres tienen algo en común: sufren en secreto la tragedia de vivir sometidas a sus maridos. Hasta que un día, llevadas al límite, planean, sin tan siquiera conocerse, el crimen perfecto. «Una trama perfecta de una de las maestras de la ficción mundial.» La Repubblica «Una novela fascinante sobre tres mujeres que deberán enfrentarse a los hombres responsables de convertir sus vidas en un auténtico infierno.» La Gazzetta del Sud 

FICHA DEL LIBRO

MIS IMPRESIONES


Hacía años que no leía a esta autora, que un buen día me gano con su serie de los crímenes de Fjällbacka para, en la tercera entrega, dejar estancada la serie por la forma en que repetía esquema una y otra vez con cada novela. Os cuento mis impresiones de Mujeres que no perdonan, que es una novela independiente.

Ingrid, Victoria y Birgitta no tienen nada en común. O sí: su vida en pareja se ha convertido en un auténtico infierno a causa de sus maridos. Ingrid, una mujer con una estupenda proyección profesional hace años, aparcó su vida laboral en pos de la familia. Su marido no está tan dispuesto a apostar por la relación, y aprovecha su posición como director de un conocidísimo periódico para saltar de conquista en conquista. Victoria, de origen ruso, creyó hace años que concertar un matrimonio con un sueco sería su tabla de salvación hacia una nueva vida en la que es víctima de vejaciones a manos de su pareja. Lo mismo le ocurre a Birgitta que, aun teniendo que enfrentar un durísimo diagnóstico médico, se siente sola y desolada, y debe lidiar a diario con el desprecio de su marido. Tres mujeres que hartas de su situación, deciden tomar cartas en el asunto y dar un giro a sus vidas.

A veces menos es más; en otras ocasiones, es justamente lo que parece. Y quizá esa ha sido mi impresión general con esta novela corta o relato largo porque, en mi opinión, tiene más de lo segundo. Unas doscientas páginas en papel que, ajustando un poco la letra a un tamaño normal hubiesen sido poco más de cien, dan para perfilar poco a unos personajes que, aun sin demasiados detalles, entiendo que quedan esbozados de manera adecuada. El tema está en que, aunque la historia está bien contada (eso no podía fallar en una autora con las tablas de Lackberg), se me ha quedado muy, muy corta; tanto que me sorprende muchísimo que una escritora consagrada como ella haya publicado algo tan simple, la verdad. Es tan breve que es casi imposible dotar de mucha intriga a la trama pero, sobre todo, la he encontrado demasiado previsible: es que con leer la sinopsis ya sabemos demasiado, y a la vez con menos no podemos decir de qué va la historia.

Estructurada en tres partes y subdividida en capítulos de cortísima extensión, en los que se van alternando las historias de las tres protagonistas, no cabe duda de que la novela es tan ágil que te la lees de una sentada, pero tampoco hay que ser un lector avezado para conseguirlo: la prosa es de lo más sencilla y ligera, y el ritmo manda desde las primeras páginas y se mantiene hasta el desenlace.  

Mujeres que no perdonan es una de esas historias con las que entretenerse un rato, pero mucho me temo que a quienes estén acostumbrados a leer con cierta frecuencia historias de género negro, la novela se les va a quedar muy en la superficie. Pese a ello, esta no es más que mi opinión, que tampoco soy demasiado fan de la autora incluso de su saga más conocida. Ya me diréis si os animáis con ella qué os parece.

Esta semana leo #26-2020

22/6/20

Buenos lunes a todos. Comienza una nueva semana en la que la tónica de mis lecturas va dedicada de lleno al género histórico. Hoy mismo empezaré a leer Postales del este, la nueva novela de Reyes Monforte, una de mis autoras de cabecera, que consigue superarse una y otra vez con cada nueva publicación. Una vez que la termine, y tras la presentación del próximo miércoles en la librería Proteo de Málaga, estoy segura de que Nazarí, de Mario Villén Lucena, será una compañía ideal durante el fin de semana y parte de la próxima.  

En otro orden de cosas, espero poder sacar esta semana algunas reseñas pendientes que, aunque voy recuperando cierto ritmo lector, no consigo ponerme al día con ellas. 

Y, vosotros, ¿qué leéis?

El olor del bosque - Hèlene Gestern

16/6/20

La vida de Élisabeth Bathori, historiadora de la fotografía, cambia abruptamente cuando Alix, de ochenta y nueve años, le confía las cartas de su tío Alban de Willecot, escritas desde el frente durante la Primera Guerra Mundial, y dirigidas a su amigo, el famoso poeta Anatole Massis. Junto a las cartas, su investigación la lleva a descubrir un diario en clave y un álbum con fotografías. Un verdadero tesoro para su carrera profesional. Pero no sólo. Gracias al enigma de estas vidas ajenas, el esfuerzo por recrear el tiempo en el que Alban y sus seres queridos aún podían esperar y abrazarse, amar y soñar, supone para Élisabeth, que reanuda su trabajo después de largos meses de duelo, una oportunidad para volver a visitar las sombras de su propio pasado y recordar que sigue viva. Esta herencia memorialística está acompañada por otro legado: una acogedora casa en el campo en medio de Francia. Desde allí, Élisabeth se sumerge en la historia de Willecot y empieza a sentir un sincero afecto por él, un hombre a quien la guerra hizo abandonar sus estudios de astronomía y que convivió a diario con la violencia de las trincheras. Comienza igualmente la búsqueda de Diane, la joven de la que el teniente estaba enamorado. En busca de respuestas, viaja a Lisboa, Berna, Madrid y Bruselas para citarse con todas aquellas personas que, gracias a sus recuerdos, la ayudarán a reunir cien años de vidas en un todo con sentido.El olor del bosque es una travesía por la pérdida, una investigación sobre las historias de los desaparecidos, engullidos por la guerra —la Primera y la Segunda Guerra Mundial—, el tiempo y el silencio. Pero esta novela —monumental, múltiple, apasionante— celebra también la fuerza inesperada del amor y la memoria cuando se trata de alumbrar el futuro de sus huellas: las que iluminan pero también devoran a los vivos.

FICHA DEL LIBRO

MIS IMPRESIONES


Cuando una novela viene recomendada por una lectora exigente hay que ofrecer poca resistencia. Y eso fue lo que hice yo con El olor del bosque: dejarme llevar por una recomendación. Y vaya si la he disfrutado. Tiene que venir algo muy potente este año para superar a una lectura que es una verdadera delicatessen.

Elisabeth Bathori, historiadora de la fotografía, no está atravesando uno de los mejores momentos de su vida. La pérdida del que fuera su compañero sentimental la tiene sumida en la más absoluta tristeza hasta que Alix De Chalendar, una octogenaria, se cruza en su camino y da un giro de trescientos sesenta grados a su existencia al nombrarla albacea de un conjunto de cartas y fotografías que su tío, Alban de Willecot,  intercambió durante sus días en las trincheras, en la Gran Guerra, con el famoso poeta francés Anatole Massis. El fondo fotográfico y epistolar, de incalculable valor histórico, y la conexión que la protagonista establece con la anciana despertarán en ella una nueva ilusión por recomponer, a través del legado que esta le deja, la historia de varias familias entrelazadas a lo largo de más de cien años de historia. Un trabajo arduo que la llevará a visitar diferentes países y a conocer a una serie de personas que transformarán por completo su vida.

Qué respeto da enfrentarse a una novela de casi ochocientas páginas, y qué delicia transitar por ella cuando está contada de esa forma tan exquisita y evocadora como la de Hèlene Gestern.

Son muchos los mimbres con que cuenta esta historia para conquistar: el cuidado, la elegancia y la cadencia de su prosa, ese transportarte en el espacio y el tiempo, y la forma tan certera con la que la autora combina el cóctel, cambiando de tercio el curso de la historia cada poco, para mantener vivo el interés por una trama apasionante, que nos llevará a vivir por momentos el miedo, el dolor o el horror de un joven en las trincheras para acto seguido sorprendernos con el cosquilleo y torbellino de emociones que experimenta una joven con su primer amor, un adulto ante una incipiente relación o hacernos partícipes del dolor por la pérdida de un ser amado.

La novela, estructurada en capítulos numerados y compuesta de múltiples piezas (fragmentos de un diario, cartas de un lugarteniente en las trincheras a su amigo, su hermana y su amada, así como el propio relato en primera persona de la protagonista principal) va dosificando la información al lector para permitirle ir descifrando las múltiples incógnitas planteadas y sorprenderles con alguna que otra vuelta de tuerca.

Los escenarios son realmente fascinantes, tanto los que nos llevan a lugares llenos de paz y armonía como aquellos que logran estremecernos por lo aterrador. La galería de personajes es muy amplia y el trazado de los mismos es realmente brutal. Ninguno queda en un simple esbozo: transmiten emoción en estado puro, y es imposible no creerte desde el primero hasta el último porque están revestidos de piel y convives con ellos a lo largo de toda la historia. Podríamos decir que es esta una novela de mujeres admirables: Elisabeth me ha conquistado de principio a fin y me parece un personaje impecable: una mujer que se vuelca en su trabajo para superar la pérdida, y que a la vez sufre una gran transformación a lo largo de la historia. Conocer los detalles de su trabajo, cómo reconstruir la historia a partir de un testimonios fotográficos y toda el vínculo que se establece entre la investigadora y el lugarteniente me ha parecido interesantísimo. También la joven Diane, más lejana en el tiempo, es una chica sagaz y perseverante, muy adelantada a su época. No menos importante es la historia de Alban de Willecot, que con ese diario de la vida en las trincheras me ha encogido el corazón sin remedio.

El olor del bosque es una de esas historias a la que le sobran atributos, pero que conquista por la fuerza arrolladora de sus personajes y la veracidad que rezuma una trama que combina novela histórica, romántica, saga familiar y misterio. No puedo más que insistir: debéis leerla sí o sí.

Esta semana leo #25-2020

15/6/20

De nuevo lunes y llegamos a la meseta de junio, un mes lleno de publicaciones editoriales que aguardaban pacientes el resurgir editorial. Mi idea es comenzar en cuanto termine el libro que me traigo entre manos con El mal de Corcira de Lorenzo Silva; una novela de la que tendremos la oportunidad de hablar con su autor el próximo miércoles día 24 a través de un encuentro virtual, y que es una de esas pocas cosas buenas que ha traído el COVID, la posibilidad de que los de fuera de Madrid puedan acceder a dichos eventos. Esta lectura la compaginaré con El asesinato del calígrafo de Bagdad, la nueva novela de José Vicente Alfaro, que comenzaremos a leer y comentar a través de Twitter con el hastag #ElAsesinatoDelCalígrafoDeBagdad a partir del próximo jueves día 18 de junio en una lectura conjunta organizada por El Búho entre libros, Laky de Libros que hay que leer y servidora. 


Y, vosotros, ¿qué leéis?

Ganadores del sorteo El asesinato del calígrafo de Bagdad

14/6/20

Buenos días a todos:

Por fin llegó la hora de conocer los ganadores del sorteo para la lectura conjunta de “El asesinato del calígrafo de Bagdad” de José Vicente Alfaro que organizamos Pedro de El Búho entrelibros, Laky de Libros que hay que leer y yo misma. 




Los ganadores de este blog son los siguientes:

a Rafflecopter giveaway
También ha resultado ganadora Raquel González aunque, por un problema con la aplicación del sorteo que desconozco, no se visualiza su nombre. Los agraciados deberéis enviar en un plazo de 48 horas un mail a josevicentealfaro@outlook.com con vuestra dirección de correo electrónico. Será el propio autor el que os envíe los ejemplares en digital.

La idea es comenzar la lectura conjunta a partir del jueves 18 de junio e ir leyendo, cada cual a su ritmo, y comentando en Twitter sin spoilers con el hastag #ElAsesinatoDelCaligrafoDeBagdad.

Las reseñas se publicarán entre el 25 de junio y el 15 de julio. Cada participante el día que prefiera. Una vez publicada, nos deberá enviar el enlace a la misma a los administradores del blog

Muchas gracias a todos por vuestra participación, y recordad que si no habéis resultado ganadores en este blog, quizá lo hayáis hecho en algún otro de los blogs organizadores de la lectura, así que pasad por el de El Búho entre libros o el de Libros que hay que leer a comprobadlo.  

Sorteo "Solitude" de Juan Lekue

11/6/20

Tal y como avisé hace unos días en las redes, han llegado a mis manos dos ejemplares de la nueva novela de Juan Lekue, Solitude, y voy a sortear uno de ellos en el blog. Os dejo el banner y la sinopsis para ver si os animáis a participar: 


Solitude es la historia de Jean Claude y Lucille, que, como tantos otros vascos, emigraron a Estados Unidos a principios del siglo XX en busca de un futuro mejor y se vieron atrapados entre unas condiciones de vida extremas y la añoranza del ‘Viejo País’. Su hijo Hudson reconstruye, por una parte, el penoso viaje transatlántico, la llegada a la isla de Ellis y el casi inmediato traslado a los estados de Nevada o Idaho para dedicarse al pastoreo, los hombres, y al servicio doméstico, las mujeres. Y, por otra, la vida de los años 20 y 30 en Nueva York, los clubs de moda, la música, el cine, el fútbol… Así, en Solitude conviven historias sobre asesinatos y venganzas contra los indios, el tráfico clandestino de whiskey durante la Ley Seca o pastores a los que la soledad llevaba a enloquecer, que se contaban en los hoteles vascos que jalonaban la ruta hacia el Oeste, con otras más mundanas, en las que entran y salen personajes como Ravel, Salinger, Chaplin o Uzcudun, a quien veremos el día después de haber caído, por primera vez por K.O., ante Joe Louis. Incluso el lehendakari Aguirre hace un cameo. En realidad, quizá no sea el propio Hudson el autor de esta asombrosa reconstrucción, sino un emigrante escocés de nombre Angus que le ha usurpado la identidad. Porque Solitude, que por momentos adquiere carácter de crónica de un mundo y una época, es, ante todo, una espléndida novela.

BASES DEL SORTEO


1. Se sortea 1 ejemplar en papel de Solitude de Juan Lekue.
2. Es un sorteo nacional
3. Para participar en el sorteo los únicos requisitos indispensable es dejar un comentario en esta entrada indicando vuestro deseo de participar, ser seguidor del blog en GFC (Google Friend Conect), pinchando en el botón azul de seguidores, y tener una dirección postal en España. Podréis conseguir puntos adicionales con el resto de las opciones. 
4. El sorteo se realizará a través de Rafflecopter. 
5. El plazo para participar comienza hoy 11 de junio de 2020 y terminará el día  27 de junio de 2020 a las 23:59h
6. El ejemplar lo remitiré yo misma por correo ordinario pero no me hago responsable del extravío del mismo.

a Rafflecopter giveaway

Seguiré tus pasos - Care Santos

10/6/20


Reina, una mujer acostumbrada a tomar sus propias decisiones, recibe una llamada inesperada que puede cambiarlo todo: ha aparecido una carta repleta de secretos que su destinataria nunca leyó y que revela una nueva verdad. Al mismo tiempo, alguien pretende abrir la tumba de su padre, José Gené, muerto en extrañas circunstancias hace más de cuarenta y cuatro años en un pueblo de los Pirineos. 
La historia de su padre, y de aquellos que lo rodearon, llevará a la protagonista hasta Conques, una pequeña localidad de la provincia de Lleida, pero también a un día de un pasado lejano, el 26 de enero de 1939, cuando las tropas de Franco tomaron Barcelona. Un día de vencedores y vencidos después del cual nada volvió a ser como antes. 
Care Santos reflexiona sobre la necesidad de conocer la auténtica verdad que esconde nuestro pasado en una novela absolutamente fascinante. 
Nunca estamos preparados para saberlo todo.


MIS IMPRESIONES


Fue Media Vida, la novela ganadora del Premio Nadal 2017, la historia que me acercó por primera vez a las letras de una autora que me habían recomendado en infinidad de ocasiones. Supe que no sería la última. Todo el bien y todo el mal, la primera entrega de esta bilogía me dejó claro que esta autora tendría en adelante un lugar preferente entre mis estantes. Hoy os hablo de Seguiré tus pasos, la novela que cierra la bilogía.


Casi un año después de lo acontecido en Todo el bien y todo el mal, Reina, tras hacer un receso en su carrera para poner en orden otros aspectos de índole personal y a las puertas de la noche de fin de año, recibe la llamada de un investigador que la llevará a emprender un viaje relámpago en busca de respuestas del pasado. Su destino será Conques, una pequeña población leridana,  de la que solo tiene pequeños flashes del que fue su paso por allí cuando solo era una niña de cinco. Allí falleció su padre, y allí están sus restos. Ahora, los van a exhumar y puede que las certezas sobre las que se asentaba su vida no sean tales.


Care Santos sabe cómo remover al lector con temas que te tocan de lleno. Ya lo hizo en Todo el bien y todo el mal hablándonos de lo efímero de la felicidad, la forma en la que se erosionan las relaciones o la difícil comunicación con los hijos en la adolescencia. Ahora, una carta no leída y la exhumación de un cuerpo, vuelve a poner en jaque la vida de Reina enfrentándola a un pasado que puede que diste mucho del que ella cree conocer. Y lo hace una vez más con esa elegancia y esa prosa tan envolvente que, a pesar del ritmo contenido de la novela, no necesita de más aderezos para que el lector se entregue por completo en una búsqueda apasionante de la verdad. Una búsqueda en la que además estará muy presente nuestra memoria histórica.


Seguiré tus pasos se desdobla en dos hilos temporales que se alternarán y avanzarán de forma paralela: de un lado, y en el presente, conoceremos de las vicisitudes del viaje de Reina a Conques, un viaje que además comienza rodeado de un misterio local, que se mantendrá hasta el desenlace; en otro plano temporal nos remontaremos mucho más atrás en el tiempo, hasta los años treinta del siglo pasado, donde conoceremos a un jovencísimo José Gené, padre de Reina, a la madre de este, Reina (la abuela de nuestra protagonista), los amores de juventud del joven y cómo vivió este soldado la contienda.


El alma de los personajes es sin duda la mejor de las bazas de la novela y es que aunque Reina vuelve a conquistarnos con sus sinsabores, el protagonista principal es José Gené, padre de Reina y, junto a él, cuantos le rodearon en su juventud. Me ha gustado conocer a este hombre al que no le tocó vivir buenos tiempos, también a Mercedes, una mujer tan de carne y hueso como admirable.


No cabe duda de que Care Santos es hábil dibujando paisajes, tanto interiores como exteriores, y en esta historia se nota el mimo en los detalles y la forma en que, sin excesos, consigue trasladar al lector a ese hostal o a ese pueblo de interior donde la niebla y el frío se cuelan por cada rendija, del mismo modo que la curiosidad de los vecinos les lleva a indagar en la vida de cualquier forastero que aparezca por aquellos parajes. También, y sin perderse en descripciones farragosas, sabremos del horror de la guerra, de sus injusticias y del miedo que atenazó a quienes casi sin comerlo ni beberlo se vieron arrastrados a la barbarie de un conflicto bélico.


Aunque la autora ha planteado la historia de forma que se podría obviar la lectura de Todo el bien y todo el mal, os recomiendo empezar por la primera: porque es un novelón y porque su protagonista merece conocerla al completo. Seguiré tus pasos es una novela preciosa, emotiva, poblada de personajes que traspasan el papel, y que nos van a arrastrar a golpe de página por una historia llena de llena de intriga y secretos familiares. Una historia de esas que te remueven por dentro, y que no dudo en recomendaros. Por supuesto, si no habéis leído Todo el bien y todo el mal estáis tardando en haceros con ambas.

Esta semana #24-2020

8/6/20

Llega un nuevo lunes y vuelvo con pilas recargadas y ánimos renovados dispuesta a contaros lo que me traeré entre manos en lo que a lecturas se refiere. Comienzo la semana con El largo sueño de Laura Cohen de Mercedes de Vega. Después llegará el turno de la nueva novela de Camila Lackberg: Mujeres que no perdonan



Sorteos

Ya sabéis que hay un sorteo conjunto en este blog y en el de Laky de Libros que hay que leer y Pedro de El Búho entre libros de 15 ebooks de la nueva novela de Jose Vicente Alfaro: El asesinato del calígrafo de Bagdad


Y, vosotros, ¿qué leéis?

Sorteo + Lectura conjunta de El asesinato del calígrafo de Bagdad de José Vicente Alfaro

7/6/20

Buenos días a todos:

Pedro de El búho entre libros, Laky de Libros que hay que leer y yo misma os invitamos a leer la nueva novela de José Vicente Alfaro, un referente en novela histórica. "El asesinato del calígrafo de Bagdad" nos lleva a tierras del Islam en pleno siglo XI. Conociéndole, seguro que es una historia interesantísima a la par que entretenida.

¿Os apetece? Pues gracias a José, sorteamos 15 ejemplares (5 ebooks en cada blog). Seguid leyendo para saber cómo os podéis hacer con uno de ellos.


UN THRILLER HISTÓRICO REPLETO DE SORPRESAS Y GIROS INESPERADOS
Un crimen enigmático.
Una conspiración para derrocar al califa.
El secuestro de un niño de diez años.
Y el hallazgo de una primitiva versión del Corán distinta de la oficial, que podría hacer temblar los pilares de la religión islámica.

Acompaña a Theobald, un monje cristiano venido de Occidente, en su viaje a la Bagdad del siglo IX, capital del califato abasí y epicentro mundial del saber y la cultura, mientras trata de esclarecer un extraño asesinato en el que se verá involucrado de forma accidental.

Al mismo tiempo, Al-Mamún, máximo dirigente del poderoso imperio musulmán, se esfuerza por imponer una visión más racionalista del islam, compatible con el estudio de la ciencia y la filosofía, aspiración que le creará numerosos enemigos entre los fieles más radicales.

Sumérgete ahora mismo en la absorbente trama que propone la novela, situada en el marco histórico de la conocida como Edad de Oro del islam.

Bases del sorteo

.- Se sortean 15 ejemplares digitales (ebooks) de la novela, 5 en cada blog. Os podéis apuntar en los tres blogs para tener más opciones a ganar uno de ellos.

.- El sorteo es internacional.

.- Para participar tenéis que comprometeros a reseñar la novela -si os toca- en los plazos más abajo fijados. Podréis reseñarla en vuestro blog (si lo tenéis), en Amazon o en Babelio.

.- Sería interesante comentar nuestros avances e impresiones (sin spoilers, por favor) en las redes sociales con el hastag #ElAsesinatoDelCalígrafoDeBagdad.

.- El sorteo comienza hoy mismo y termina el sábado 13 de junio a primera hora de la mañana. El domingo 14 publicaremos el resultado del sorteo.

.- Será el autor quien envíe los libros ese mismo día o al día siguiente.

.- Empezaremos a leer el libro el martes 16 de junio, cada uno a su ritmo.

.- Las reseñas se publicarán entre el 25 de junio y el 15 de julio. Cada participante el día que prefiera. Una vez publicada, nos deberá enviar el enlace a la misma a los administradores del blog

Para apuntaros al sorteo, dejad vuestros datos en el siguiente formulario de Raffelcopter:


a Rafflecopter giveaway

Esta semana leo #23-2020

1/6/20

Nueva semana, nueva fase y nuevo mes cargado de novedades editoriales de lo más variadas y apetitosas. Yo la comienzo con Seguiré tus pasos de Care Santos, una novela que ya desde la primeras páginas resulta realmente deliciosa. Como ando escasa de tiempo y no sé cuánto me llevará, de encontrar un hueco, imagino que de cara al fin de semana, comenzaría con La sexta trampa de J.D. Barker, novela con la que se cierra la trilogía de El cuarto mono. 

Y, vosotros, ¿qué leéis?

La vida normal - Dulce María Cardoso

27/5/20

Pasados los cuarenta, la vida de Eliete es cualquier cosa menos extraordinaria. Sus hijas se han ido de casa, ahora sólo se comunica con ellas a través de una pantalla, y es más fácil saber de su marido a través de su actividad en Facebook que por los momentos que comparten. Su abuela acaba de ser diagnosticada con demencia y nadie salvo ella parece dispuesta a cuidar de la anciana. Hasta que, por sorpresa, conoce a alguien que la hará sentir como en una de las fotonovelas que leía en su juventud, y con ello volverá el latido, la corazonada de que algo excepcional también puede sucederle a ella. Con Eliete, Dulce Maria Cardoso ha creado «una Madame Bovary en la era de Tinder» (Expresso), un personaje inolvidable y complejo, marcado por el deseo de vivir y su capacidad para reírse de todo, cuya aparentemente aburrida existencia sirve a la autora para recorrer el devenir de tres generaciones de una familia ante los profundos cambios sociales y políticos que ha traído consigo el siglo xxi. Considerada «la escritora más importante de su generación» (Público), Cardoso ha entregado su novela más ambiciosa y universal, «una radiografía de la familia en nuestro tiempo y los desafíos a los que se enfrenta», según sus propias palabras.


MIS IMPRESIONES


Que la novela intimista va ganando hueco cada día entre mis lecturas es un hecho evidente para cualquiera de los que pasáis por el blog con cierta asiduidad. Quizá el tener mucho menos tiempo libre haya sido el factor desencadenante y es que puestos a elegir, cada vez más necesito historias que me remuevan y me hagan partícipe de otras vidas. Esta vez he pinchado. 

Eliete tiene cuarenta y dos años y una vida de lo más anodina. Sus dos hijas adolescentes están centradas en sus redes sociales, y para su marido, que prefiere pasar las horas muertas con sus devaneos de Facebook, ella se ha vuelto un ser invisible. Aún así, la mujer es de lo más voluntariosa y comprometida, llegando al punto de ser la única persona que está dispuesta a cuidar de su abuela paterna, que padece demencia senil. Pero la soledad es tremenda a veces y, en un arrebato un poco loco, decide abrirse una cuenta en Tinder y dar rienda suelta a sus fantasías.

Es curiosa la forma en que las redes sociales nos acercan a los que están lejos y nos separan de los que tenemos cerca. Este, que es el tema central de la novela, y los buenos comentarios de esta autora fueron el gancho para decidirme a elegir esta lectura que, aunque tiene un fondo interesante no ha logrado engancharme y, desde mi punto de vista, mucha parte de culpa ha tenido el ritmo irregular de la misma y la forma en que está contada una historia, que por momentos me ha parecido redundante.

Es una pena ese no lograr a veces entrar en una historia que a priori prometía, porque la verdad sea dicha, la autora sí que ha sabido reflejar de una forma totalmente veraz el retrato de tres generaciones y, sobre todo, de la que podría ser una de las muchas familias de hoy día que ven cómo, a medida que los hijos crecen y las obligaciones para con ellos van disminuyendo, han de enfrentar problemas mayores porque la brecha de su relación es insalvable: quizá la descuidaron por falta de tiempo, de ganas, por la imposibilidad de llegar a todo o simplemente por desidia, pero cada vez con más frecuencia, y en esa edad meseta de nuestras vidas, un buen día te das de bruces en el sillón con un desconocido, y eso da mucho de pensar. Cada cual lo resuelve de una forma, Eliete escoge Tinder como válvula de escape y la verdad es que algunas risas me he echado con ella, aunque me hubiese gustado encontrar más enjundia y a mis ojos se queda muy en la superficie.

Como veis, no siempre se acierta y a veces se pregunta una si es la novela o es el momento en que la leíste. Todo influye, pero la verdad es que a mí esta vez la historia se me ha quedado muy cortita, porque a pesar del buen rapapolvo que le pega la autora a las redes en general, y a las páginas de contactos en particular, creo que en esa familia había mucho más donde rascar y no se ha aprovechado el potencial que tenía. Pero claro, esta es mi opinión, ya me contaréis vosotros si os atrevéis con ella.

Esta semana leo #22-2020

25/5/20

Buenos lunes a todos. Después de una semana de descanso bloguero y casi lector, que necesitaba para volver a la rutina laboral, vuelvo con energías renovadas para afrontar este tirón final antes de las vacaciones en el que hay tantas novedades editoriales a punto de salir al mercado. Voy a empezar tranquila pero segura, y mi lectura elegida para la semana que comienza es Seguiré tus pasos de Care Santos, una novela que supone el reencuentro con Reina, esa protagonista que ya me ganó en Todo el bien y todo el mal y de la que estoy deseando saber. 


Y, vosotros, ¿qué leéis?


La fuente de oro - Juan Pedro Cosano

13/5/20

Una sociedad a punto de cambiar para siempre
Jerez de la Frontera, años treinta: Beltrán de la Cueva, carismático y ambicioso, heredero de una de las sagas bodegueras más importantes de la ciudad está comprometido con una joven de su clase. Pero en su camino se interpone una pasión inesperada: la que siente por la bellísima Lele Gavilán, una de sus empleadas. 
El destino siempre tiene la última palabra
Lo que podría ser la historia banal del aristócrata que seduce a la joven inocente tiene una deriva que dejará sin aliento al lector: el curso de los acontecimientos dará un giro extraordinario, movido por el viento de la historia y sus dramáticas circunstancias pero, sobre todo, por causa del carácter indomable de Lele.
Un Downton Abbey a la española.

MIS IMPRESIONES

Una portada de esas que se te quedan en la retina me hizo interesarme por esta novela que lleva durmiendo el sueño de los justos en mi estante un par de años. Tantas reseñas entusiastas no podían coincidir e intuía que me gustaría: novela ambientada en tierras andaluzas, con una bodega como escenario…eso era para mí como miel para las moscas. Pese a todo, los que pasáis con cierta asiduidad por esta casa sabéis que servidora no es de novelas rositas, sí con cierto componente romántico, pero sin demasiados edulcorantes y temía un poco. Os cuento mis impresiones finales.

Año 1929. Conocemos a Beltrán de la Cueva, un niño bien jerezano y único heredero de las conocidas bodegas Beamont, con casi un siglo de historia, cuando estudia derecho en Madrid. Mientras él vive la vida sin hacerle ascos a nada, su padre le amaña un matrimonio con Sonsoles Domeq, una bellísima joven, hija de una larga estirpe de bodegueros, con cuyo enlace ambas familias reforzarán su posición empresarial. Todo se complicará de manera repentina cuando, tras el inesperado fallecimiento del padre de Beltrán, este tenga que asumir las riendas del negocio y Lele Gavilán se cruce en su vida. Porque Lele no es mujer para Beltrán, es una chica de clase humilde, y pese a ello, la belleza de la joven, su desparpajo y ese cascabel de alegría que parece emanar de ella harán que la cabeza de Beltrán no descanse hasta conseguirla.

Aunque todo esto, a priori, pueda parecer un argumento un tanto manido, señorito conquista a chica de clase humilde, la novela va adquiriendo un tinte de lo más interesante a medida que nos adentramos en una trama que, además de contar con una magnífica ambientación capaz de trasladarnos en el tiempo a una España en la que la situación político social empieza a resquebrajarse tras la dimisión de Primo de Rivera y la llegada de la República, inserta un giro tan brutal y efectivo, que nos pega a sus páginas en un viaje que recorrerá diez terribles años de la historia de nuestro país.

Impecable el fresco que realiza Cosano de la sociedad jerezana de la época, de ese contraste entre la alta burguesía y las clases más desfavorecidas, abocadas siempre a vidas de explotación sin posibilidad alguna de mejora. Conoceremos del funcionamiento de las bodegas, del importante papel que jugaron los bodegueros en la financiación de ciertos partidos, de las primeras huelgas por los derechos de los trabajadores y cómo eso va generando momentos de una tensión que se incendiará con las luchas sindicales y terminará desembocando en la Guerra Civil.  

Aunque hay un elenco variado de personajes, son Beltrán y Lele los que llevan el peso de la historia. Él es uno de esos tipos de rompe y rasga: altísimo, con una preciosa melena rubia, unos ojazos verdes que encandilan y un magnetismo irresistible. Y en eso se le van los días, encandilando a toda la que se le cruza, en la capital o en Jerez, hasta que Lele aparece en su camino. Y a mí, la verdad sea dicha, no es que me haya caído tan bien, que por muy guapo y señorito que sea uno cierta licencias están de sobra, aunque eso sí, fiel a típico chico de clase alta de la época es. Pero eso es otro cantar. Lele sí que es un personaje con garra, una auténtica jabata, además, muy alejada de estereotipos, y solo alguien tan auténtico como ella era capaz de dar semejante giro a la historia.

La fuente de oro me ha resultado una novela preciosa, y es que además de todo lo que os he contado sobre ella, está narrada con una prosa elegante y embriagadora, casi tanto como el delicioso caldo que se cultiva en las bodegas Beamount. Os la recomiendo.

Esta semana leo #20-2020

11/5/20

Bienvenidos, los que hayan conseguido pasar, a esa nueva fase de la nueva normalidad. Escalofríos da solo la palabra, pero dicen que uno nunca sabe lo que es capaz de soportar; supongo que nos adaptaremos. Yo me quedé atrapada en el cero, que por cero es cero, y en esa línea se me dio la semana pasada: no leí nada. La cabeza no ayuda mucho en estos días, pero el libro que tenía entre mano tampoco fue buen aliado. Ya he cogido otro con más garantías (al menos eso me dice Inés de La huella de los libros) para resarcirme: El olor del bosque de Hélène Gestern. Y os puedo decir por lo poco que llevo leído que este sí que promete. Como es un libro que tiene casi 800 páginas y, aparte de leer y trabajar, me estoy permitiendo la única licencia diaria que me conceden por el momento, coger la bicicleta cada tarde, creo que voy bien servida. También intentaré sacar alguna reseña, aunque eso está por ver. Os dejo la fotito del fichaje y ojalá algún día podamos retomar nuestras rutinas en un mundo más amable, más humano y menos malo, como canta María Jiménez. 


Y, vosotros, ¿qué leéis?

Esta semana leo 19-2020

4/5/20

El confinamiento empieza a acusar mi capacidad lectora y de concentración en general, tanto es así que me he tirado una semana prácticamente sin leer . Sigo con La vida normal de Dulce María Cardoso, una novela de la que apenas he leído doscientas páginas. Después comenzaré El olor del bosque de Helen Gestern, una novela diez según Inés de La huella de los libros. Y eso necesito, una lectura diez que me atrape. Ya os contaré si también me deja maravillada a mí y me quita la tontuna lectora que tengo encima. O lo mismo eso ya no se quita y lo que es una cerveza y compañía en una terraza. A ver si llega el once y volvemos a vestirnos de humanos. 


Y, vosotros, ¿qué leéis?


Cuanto más profunda es el agua, más feo es el pez - Katia Apekina

30/4/20

Edie tiene dieciséis años cuando descubre a su madre agonizando tras un intento de suicidio. Al mismo tiempo, Mae, su hermana, es presa de uno de esos trances que responden a los oscuros estados de ánimo de su madre. Después del suceso, ambas deberán irse a vivir con su padre, con quien habían perdido todo contacto. La melancolía y la nostalgia de las dos niñas y sus contradictorios sentimientos hacia el padre hacen que comiencen a seguir caminos opuestos, irreconciliables y destructivos, incapaces de dar forma y sentido al dolor que ha ido sedimentando en las profundidades. Las múltiples voces que componen este libro, sus personajes inolvidables, la disección inaudita de nuestros secretos; todo ello hace que esta novela mezcle como ninguna el estilo más refinado con las emociones y miedos más desgarrados que todos albergamos: los que proceden de las aguas más profundas de nuestras historias familiares.


MIS IMPRESIONES


Me gustan los títulos largos. Y los misteriosos. Este pudo con mi curiosidad, y estaba deseando saber y temiendo equivocarme. Os cuento qué me ha parecido.

Luisiana, 1997. El día que Edie, una niña de dieciséis años, logra salvar de la muerte a su madre, tras su segundo intento de suicidio, cambiará por completo el curso de su vida. Ella y su hermana pequeña, Mae, tras el internamiento en un centro psiquiátrico de su madre, se verán obligadas a ir a vivir a Nueva York con su padre, Dennis Lomack, un reputado escritor, al que prácticamente no conocen y con el que perdieron todo contacto hace doce años, tras su separación de Marianne, la madre de las niñas.  

Una vez en Nueva York, el trauma por lo vivido, la nostalgia al ser arrancadas de su hogar, la vida nada fácil que llevaban con su madre, una mujer inestable, y la diferente relación que van a establecer cada una de ellas con su progenitor abrirá una brecha entre las hermanas.

Apekina a través de la historia de los Lomack, nos adentra en una trama familiar muy oscura y durísima, con una tensión que corta el aire y que me ha tenido prácticamente sin aliento (por lo terrible de la historia) durante la lectura. Y es que no solo tiene un arranque tremendo, sino que desde las primeras páginas se masca la tragedia.

Testimonios, cartas y fragmentos de un diario se alternarán en una novela de estructura compleja, pero desde mi punto de vista acertada, que consigue mantener la tensión narrativa en todo momento y avivar un interés similar tanto por los hechos del pasado como por la forma en la que se van a resolver la tragedia familiar en el presente.

Dividida en cuatro partes, de las que las tres primeras abarcan un marco temporal de casi cuarenta años, a excepción de la parte final que transcurre en el año 2012, las tres primeras se desarrollan entre 1961 y 1997, y serán el núcleo duro de una historia con saltos continuos entre presente y pasado. Su espina dorsal serán los capítulos narrados por Edie en presente, en el año 1997, momento en que arranca la novela. Esta niña a mí me ha dolido horrores, por ser una sufridora silenciosa, por no rendirse y seguir pataleando..., alguien que a su corta edad deberá enfrentar momentos terribles. Junto a ella, una multitud de voces narrativas de las que entiendo mejor no desvelar nada (la de su hermana Mae, su tía Rose, la hermana de su padre, Charlie, un vecino de Dennis…), gente relacionada de una u otra forma con la familia nos irán contando su particular visión de los hechos y ayudándonos a recomponer una dolorosa historia familiar ambientada entre Nueva York y Luisiana. Una visión con la que la autora pone de manifiesto cómo en ocasiones, los vínculos familiares nos hacen maquillar la realidad para evitar enfrentarnos al horror.

Cuanto más profunda es el agua, más feo es el pez es una novela triste, durísima y dolorosa llena de claroscuros y secretos familiares que aborda el tema de las enfermedades mentales, las visibles y las invisibles, así como devastación que estas dejan a su paso. Una historia muy bien contada y que me ha convencido por completo, pero que no me atrevo a remendar a cualquiera por los temas tan delicados que trata.

Una suerte pequeña - Claudia Piñeiro

28/4/20

Después de veinte años, una mujer vuelve a la Argentina. De vuelta en el suburbio donde ha vivido, deberá enfrentarse con los actores del drama que la hizo huir tanto como con su propia capacidad para cambiar su presente en un futuro sanador.  «Volví para sentir que era capaz de soltarme en el vacío, de caer para ser -al fin- libre. Aunque se trate de una libertad inútil, aunque sea para ser libre sólo en el instante que dure la caída.»  Después de veinte años una mujer vuelve a la Argentina, de donde partió escapando de una desgracia. Pero la que regresa es otra: no luce igual, su voz es diferente. Ni siquiera lleva el mismo nombre. ¿La reconocerán quienes la conocieron entonces? ¿La reconocerá él?  Mary Lohan, Marilé Lauría o María Elena Pujol -la que es, la que fue, la que había sido alguna vez- vuelve al suburbio de Buenos Aires donde formó una familia y vivió hasta que decidió huir. Aún no termina de entender por qué aceptó regresar al pasado que se había propuesto olvidar para siempre. Pero a medida que lo comprenda, entre encuentros esperados y revelaciones inesperadas, entenderá también que a veces la vida no es ni destino ni casualidad: tal vez su regreso no sea otra cosa que una suerte pequeña.



MIS IMPRESIONES


Creo que fue hace dos veranos cuando una bloguera amiga, hablando de estos bloqueos lectores que a veces sufrimos los que a menudo abusamos de la lectura, me recomendó esta novela. Ya lo había hecho alguien más anteriormente, pero las novedades editoriales van dejando sepultadas nuestras interminables listas. Este confinamiento ha servido para rescatar del olvido Una suerte pequeña. Y no sabéis cómo me alegro.

Este dolor agudo se hará crónico. Crónico significa que perdurará aunque tal vez no sea constante. También puede significar que no morirás de ello. No te librarás pero no te matará. No lo sentirás a cada minuto pero no permanecerá mucho tiempo sin que te haga una visita. Y aprenderás algunos trucos para mitigarlo o ahuyentarlo, tratando de no destruir aquello que tanto dolor te ha costado.
 ALICE MUNRO, Las niñas se quedan

Conocemos a Mary Lohan, una profesora de literatura española del prestigioso Garlic Institute de Boston, a bordo de un avión que la devolverá veinte años después a su argentina natal. Un miedo cerval e incontrolable, cuyo origen desconocemos, atenaza a esta mujer, que parece ir camuflada en otro físico, en el viaje de vuelta a sus raíces. Sabemos que algo terrible ocurrió en el pasado y ella huyó dejando atrás todo. Por motivos laborales y alentada por el que fuera su marido en norteamérica, Mary decide enfrentar los fantasmas del pasado aunque, sobre todas las cosas, teme la reacción de una persona: “él”, alguien cuya identidad no se desvelará hasta casi la mitad de la novela y que dará un giro espectacular a la historia.

Narrada en primera persona, con una prosa sencilla pero cargada de emotividad, Mary Lohan se desnuda literalmente ante un lector al que se le va encogiendo un poquito el alma a medida que va conociendo de su historia, y casi quiere adentrarse entre las páginas del libro para arroparla y calmar su dolor. Ella es hoy día una ciudadana norteamericana, una mujer moderna y desenvuelta, pero el pasado es una losa pesada que termina siempre por aplastarnos si no terminamos de resolver nuestros conflictos interiores.

Entre capítulos alternos en los que asistimos, en el presente, a ese viaje de nuestra protagonista y, en el pasado, a la recomposición de la que fuera su vida en Argentina desde su niñez hasta lo que quiera que ocurriese, encontramos una secuencia repetitiva, que apenas logramos entender en un primer momento, pero que va sumando cada vez más datos hasta aclarar lo que ocurrió; unos datos clave que nos llevarán a comprender la decisión y metamorfosis de Marilé hasta llegar a ser Mary Lohan.  

Es esta una novela intimista que engancha por la fuerza narrativa que tiene la voz de su protagonista, una voz que es casi el grito de auxilio de una mujer cuya angustia la está ahogando. No cabe duda de que ella es la protagonista absoluta de esta historia, eclipsando a los personajes que la acompañan, quedando aun así estos lo suficientemente dibujados.   Mención especial merece Robert Lohan, el marido de Mary, un hombre cuya sensibilidad e inteligencia emocional hacen que una lectora emotiva no pueda más que sonreír al pensar que existen en el mundo algunas de esas “rara avis” capaces de emocionar incluso a través del papel.

También nos hablará Piñeiro de la repercusión en la elección de los narradores en una novela, de los momentos mágicos que ocasiona el placer de compartir buena literatura, de la forma en la que nuestra infancia va modelando nuestro carácter o de la importancia de elegir un compañero de vida.

Una suerte pequeña nos cuenta una historia preciosa y desgarradora: la de una mujer “dañada”, qué delicadeza tiene que tener un señor para hablarte así: tú no estás rota, solo dañada. Hay tantos fragmentos para enmarcar en esta novela…y es tan sublime el personaje de Mary… No creo que exista alguien a quien no le pueda arañar el corazón esta historia, y eso es ya mucho decir. 

Esta semana leo #18-2020

27/4/20

Séptima semana de confinamiento y parece que hay una tímida luz al fondo del túnel. De momento, ando celebrando que el sábado me pueda ir en bici a recorrer el mundooooo. Ojalá que no llueva. 
En lo que a los libros se refiere, esta semana voy a leer dos historias que me apetecían mucho, y que imagino llegarán en un paquete que pedí por el día del libro y está un poco remolón para llegar. Comenzaré con La chica de Edna O´Brien y a esta le seguirá La vida normal de Dulce María Cardoso. Son dos novelas que tienen una pintaza estupenda y de las que espero poder deciros algo pronto. Estoy haciéndome el cuento de la lechera pero, si me falla, tengo alternativas.


Y, vosotros, ¿qué leéis?

El chico de las bobinas - Pere Cervantes

23/4/20

Barcelona, 1945. Nil Roig es un chiquillo que se pasa el día en bicicleta transportando de un cine a otro viejas bobinas de películas. El día de su decimotercer cumpleaños es testigo de un crimen cometido en el portal de su casa. Mientras el asesino huye después de haberlo amenazado de muerte en caso de no mantener la boca cerrada, el moribundo le entrega el misterioso cromo de un actor de cine de la época; un objeto perseguido y anhelado por un excomandante de la Gestapo y un policía sin escrúpulos. El hecho de que el moribundo le dé el cromo a Nil pronunciando el nombre de David, el padre desaparecido del muchacho, arrastrará a este a resolver un secreto del pasado por el que pagará un alto precio. 
En una Barcelona de claroscuros, El chico de las bobinas nos habla de la incomparable fortaleza de esas mujeres, víctimas de la guerra, que enseñaron al mundo cómo sobrevivir, y de esas salas de cine de barrio que permitieron soñar en los años de plomo y se convirtieron en refugio de infancias maltrechas. Un thriller nostálgico cargado de emotividad y misterio que nos muestra la fragilidad y la ambigüedad de la naturaleza humana.


MIS IMPRESIONES


Muy buenas críticas había en las redes sobre Pere Cervantes, así que cuando supe de la publicación de El chico de las bobinas, una novela que por ambientación y escenario era de lo más atrayente para mí, no pude dejar la oportunidad de acercarme a las letras de este autor.

Barcelona, 1945. Conocemos al pequeño Nil Roig el día de su decimotercer cumpleaños; un niño de clase humilde que vive solo con su madre desde que su padre, años atrás, huyera a Francia para defender sus ideales. No corren buenos tiempos para ellos y Nil ayuda en lo que puede a la economía familiar repartiendo bobinas con su bicicleta entre los cines de la ciudad. Ese día, además de un regalo inesperado de su madre, Nil será testigo de un asesinato en el portal de su casa. Antes de fallecer, el desconocido nombrará al padre de Nil y le entregará un cromo de un conocido actor. A partir de ese momento, el chico se verá impulsado a investigar un pasado que le pone en grave peligro, ya que esa es una estampilla codiciada por un despiadado policía de la Brigada Político Social y un excomandante de la Gestapo.

Estos son los mimbres con los que Pere Cervantes nos sumerge de lleno en una novela narrada en tercera persona en las tres primeras partes del libro, que componen el grueso de la novela, y que cierra con una cuarta en primera persona. Un relato que abarca un marco temporal de cuatro años para saltar en el tiempo, en su última parte, hasta en el año 2021. El chico de las bobinas alternará lo que podríamos catalogar un thriller histórico, una parte mucho más dinámica, que imprime ritmo a la novela, con otra mucho más costumbrista, que embelesa y nos transporta en el tiempo a una Barcelona de posguerra y represión llena de contrastes: donde las clases más desfavorecidas malviven, con hambre, miedo y carestía de productos esenciales, y en una gran parte de los hogares las mujeres se convierten en el único sostén económico, viéndose obligadas a vivir mil penurias, y llegando incluso, en algunos casos, a tener que prostituirse para sacar adelante a los suyos.  

En el silencio de una madre el amor siempre vence a la verdad. Porque es justo ahí, en esa mudez preñada de miedos y anhelos, donde hallará el lugar en el que se permite soñar, el refugio en el que protegerse de las tinieblas, alentar una infancia podada y encajar los años arrebatados por una guerra.

El elenco de personajes tanto principales como secundarios, es realmente brillante, aunque son dos los que despuntan: Soledad, la madre de Nil es un personaje que me ha dolido y he admirado a partes iguales; una mujer generosa y luchadora como pocas, de las que se come las penas a solas y sabe como sacar fuerzas de flaqueza para salir adelante. Y Nil, ese niño tan responsable para su edad, que se ve obligado a crecer de repente, y que vive mil vidas a través de las diferentes proyecciones a las que asiste. Del inspector Valiente, ese policía despreciable de la Político Social no diré mucho salvo que su sola presencia infunde pánico incluso en el lector que vive en otra época y conoce de él a salvo desde su sillón.

El cine es un protagonista más en una historia narrada con una prosa cuidada y preciosa, que parece mecernos. Y será este séptimo arte, el que nos regale momentos y escenarios realmente mágicos, contrastando con esas otras historias tan oscuras, duras y tristes que discurren a lo largo de estas páginas. A través del cine, Pere rinde homenaje a esas salas de antaño que por unas horas permitían a sus espectadores soñar. 

Difícil condensar en una novela temas tan variopintos, y hacerlo además con esa cadencia tan deliciosa que te invita a leer más y más, y empaparte de unos escenarios por los que pareces transitar. El chico de las bobinas es un thriller histórico con una ambientación y unos personajes realmente inolvidables que no puedo más que recomendaros.

Esta semana leo #17-2020

20/4/20

Creo que vamos ya por la sexta semana de confinamiento, la verdad es que empiezo a perder la cuenta de todo y los días se van haciendo cada vez más iguales. Hay que seguir, claro que hay que seguir, pero dicen que el que espera desespera, y cuando te da por pensar en esta locura, te vienes abajo. Pero vamos con las lecturas. Comienzo la semana con Cuanto más oscura es el agua, más feo ese el pez de Katya Apekina, una novela de la que apenas llevo unas 70 páginas y apunta maneras. En otro registro, y sin saber por qué, me está recordando a Qué vas a hacer con el resto de tu vida de Laura Ferrero, y aquella me encantó, así que ahí voy, leyendo intrigada. Cuando acabe con ella voy a rescartar un título que me han recomendado por activa y pasiva: Una suerte pequeña de Claudia Piñeiro


Y, vosotros, ¿qué leéis?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...