Bookeando

con MªÁngeles

La sexta trampa - J. D. Barker

30/6/20


El libro arranca justo donde termina la anterior entrega: Sam Porter, hasta ahora el detective al cargo del caso, ha sido apartado de él y es cada vez más sospechoso, el mayor hospital de la ciudad está cerrado por cuarentena por riesgo de contagio del virus SARS y entre los enfermos se encuentran los policías Clair y Klozowski, además de Upchurch, el cómplice del Cuarto Mono, que se debate entre la vida y la muerte. Su supervivencia es determinante para que el Cuarto Mono decida no liberar el virus al resto del país. Cuando empiezan a aparecer cuerpos en distintos puntos de la geografía con el mismo patrón la policía lo tiene claro: el Cuarto Mono sigue actuando, y esta vez es imposible que lo haga solo. Empieza así una carrera contrarreloj para detener a uno de los asesinos más fascinantes e inteligentes jamás conocidos que ha conseguido aterrorizar a todo un país. 
FICHA DEL LIBRO

MIS IMPRESIONES


Hay trilogías que se salen de lo común y, lejos de ir menguando en cada entrega, crecen más y más, deparándonos momentos realmente inesperados y de una acción cada vez más vertiginosa y sorprendente.  Hoy os hablo de La sexta trampa, el libro con el que se cierra la trilogía de El cuarto mono, cuyo desenlace me ha dejado con muchas ganas de volver a leer a este autor.


Al hablar de el cierre de una trilogía se hace necesario dar unas pinceladas para ubicar la historia,  por ello, ruego a quienes tengan la intención de embarcarse en la lectura de la misma y no conozcan las entregas anteriores, no sigan leyendo esta reseña que puede contener spoilers de lo acontecido en ellas.


La quinta víctima acabó con la detención del detective Sam Porter, uno de los pilares de la investigación de El cuarto mono, como sospechoso del caso. Así las cosas, arranca una nueva trama en la que se tratará de dilucidar la implicación o no del mismo en los asesinatos llevados por El cuarto mono. Las cosas no dejan de complicarse porque Anton Bishop, el principal sospechoso del caso, se ha entregado voluntariamente a la policía, pero una serie de macabros asesinatos siguen sucediéndose y esta vez no se sabe a quién imputar su autoría. Paralelamente, un hospital de Chicago ha sido puesto en cuarentena por estar en riesgo de liberarse en el mismo un peligroso virus que amenaza con extenderse entre la población.  La policía de Chicago y el FBI deberán tomar cartas en el asunto para arrojar algo de luz a un caso que les supera. ¿Quién está detrás de todo esto? ¿Tiene el Cuarto Mono un cómplice?


Estructurada en capítulos cortos numerados y titulados con el nombre de Poole, Claire, Nash, Porter…se va abriendo camino una historia que avanza a varias bandas, abarca apenas un par de días para después dar un salto en el tiempo de seis meses, y es una verdadera carrera contrarreloj donde cada segundo cuenta. De un lado, vamos conociendo el curso de una investigación policial en la que todos los indicios apuntan a la implicación del detective Sam Porte en el caso. El propio equipo policial aparece dividido: mientras Poole se resiste a creer en la culpabilidad de Sam, otros no lo tienen tan claro. De otra parte, se trata por todos los medios de contener la expansión de un virus que puede ser letal para la población. Un virus, el SARS, que logra ponernos la piel de gallina por el momento tan delicado que atravesamos en la fecha de la publicación de la novela, y que pareciera de alguna forma incluso premonitorio de la situación que estamos viviendo. Por último, recuperamos nuevos fragmentos de un diario, que nos ayudará a reconstruir la historia de Bishop tras los sucesos ocurridos en El cuarto Mono, una subtrama realmente sobrecogedora, que está intercalada entre el resto de los capítulos y con una caligrafía distinta, y, desde mi punto de vista, como ya ocurriera en el inicio de la trilogía, el mejor bocado de la novela.


Una prosa sencilla, infinidad de giros inesperados, capítulos cortos con indicación de la hora en la que transcurren los hechos y unos personajes absolutamente camaleónicos logran imprimir a la trama una tensión y velocidad de vértigo, que se ve acentuada por la necesidad de encontrar la identidad de un asesino escurridizo y extremadamente cruel capaz de burlar una y otra vez al equipo policial.


La sexta trampa es una de esas novelas que te deja con muy buen sabor de boca. Una historia llena de intriga y tensión que logra un cierre a la altura de la trilogía y me fideliza incondicionalmente con un autor que sabe muy bien lo que se hace y tiene mucho que contar dentro del thriller. No os la perdáis.

 


14 comentarios:

  1. Tengo pendiente de lectura la primera de la trilogía, y si me gusta, seguro que leo las otras dos novelas que la conforman. Por tu reseña, está claro que disfrutaste mucho con esta trilogía. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, una trilogía de categoría que parte a parte a ido superándose ¡Brutal! 👏😁💋

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que este hombre va a escribir los tres primeros, en plan precuela. Si no, al tiempo.
    La verdad es que la tenía descartada porque el cuarto mono me parecía demasiado cruenta para mí. Ahora me parece que podría ser manejable pero lo del virus ya no me apetece tanto. Es que no se le ha dado mucha importancia pero el SARS hace de las suyas todos los inviernos.
    En fin, que me da la sensación que este autor va en la línea de Thilliez.
    Es que con las trilogías soy tan desastre...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, yo he leído el primero y me faltan los otros dos, que terminaré leyéndolo pero con calma que se me acumulan. Besinos.

    ResponderEliminar
  5. Paso de puntillas porque será una de mis próximas lecturas.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No te puedes imaginar las ganas que tengo de hincarle el diente. ¡Y aún no al tengo!
    Pero caerá
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me interesa esta novela❤

    ResponderEliminar
  8. Yo solo leí el primero, no me convenció y no seguí con la serie.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me lo podría llevar sin duda pero que sea trilogía... me echa un poco para atrás. Besos

    ResponderEliminar
  10. No he leído los anteriores y a estas alturas no creo que me anime con ellos en un futuro próximo
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Al final me vais a meter por la vereda de esta trilogía jejeje. Yo, que huyo de ellas... No te diré que no pero no sé si caerá pronto. A veces me sorprendo leyendo libros que pasaron de moda hace años. Besos

    ResponderEliminar
  12. Tengo que empezar aún a leer "El cuarto mono" por lo que leo este post en diagonal para no enterarme de algo que no debo.
    A ver cuando llego yo a "La sexta trampa".
    Un beso.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...