Bookeando

con MªÁngeles

Yo seré la última - Nadia Murad

18/1/18

Yo seré la última
Autor: Nadia Murad
Editorial: Plaza & Janés
Páginas: 368
Precio: 18,90 euros

SINOPSIS


El 15 de agosto de 2014, la vida de Nadia Murad cambió para siempre. Las tropas del Estado Islámico irrumpieron en su pequeña aldea del norte de Irak, donde la minoría yazidí llevaba una vida tranquila, y cometieron una masacre. Ejecutaron a hombres y mujeres, entre ellos a su madre y seis de sus hermanos, y los amontonaron en fosas comunes. A Nadia, que tenía veintiún años, la secuestraron, junto a otras miles de jóvenes y niñas, y la vendieron como esclava sexual. Los soldados la torturaron y violaron repetidamente durante meses, hasta que una noche logró huir de milagro por las calles de Mosul. Así emprendió el largo y peligroso viaje hacia la libertad.

De pequeña, Nadia, una niña campesina, jamás hubiera imaginado que un día hablaría ante las Naciones Unidas ni que estaría nominada al Premio Nobel de la Paz. Nunca había pisado Bagdad, ni siquiera había visto un avión. Hoy la historia de Nadia insta al mundo a prestar atención al genocidio de su pueblo. Es un llamamiento a la acción para detener los crímenes del Estado Islámico, un poderoso testimonio de la fuerza de voluntad humana. Yo seré la última es, asimismo, una carta de amor a un país desaparecido, a una comunidad vulnerable y a una familia devastada por la guerra.

El valor y el testimonio de una joven pueden cambiar el mundo. Para que no se olvide, porque quiere ser la última que tenga que vivirla, Nadia cuenta su historia.

NADIA MURAD/AMAL CLOONEY

Imagen relacionada

Nominada al premio Nobel de la Paz por su labor como activista de los derechos humanos, nació en Kocho, Irak y ahora vive en Alemania. Distinguida con el premio Václav Havel de Derechos Humanos y el premio Sárajov a la Libertad de Conciencia, es la primera persona nombrada embajadora de Buena Voluntad de la ONU para la Dignidad de los Supervivientes de la Trata de Personas. Junto con Yazda, organización defensora de los derechos de los yazidíes, trabaja por llevar al Estado Islámico ante la Corte Penal Internacional por cargos de genocidio y crímenes contra la humanidad. Asímismo, es la fundadora de Nadia's Initiative, un programa dedicado a dar apoyo a los supervivientes del genocidio y del tráfico de personas y ayudarlos a reconstruir sus comunidades. 

Amal Clooney, que firma el prólogo del libro Yo seré la última, es abogada para Doughty Street Chambers en Londres y está especializada en Derecho Internacional y Derechos Humanos. También es profesora invitada en la Facultad de Derecho de Columbia. Actualmente, Clooney ejerce de asesora legal de Nadia Murad y otras mujeres yazidíes que fueron usadas por el Estado Islámico como botín de guerra y como esclavas sexuales en Irak y Siria, y trabaja para que el Estado Islámico rinda cuentas ante los tribunales nacionales e internacionales por los crímenes cometidos.

MIS IMPRESIONES


Hay historias que nos imantan sin posibilidad de resistencia y algo así me ocurre a mí con todo aquello que tiene que ver con el islamismo y la cultura árabe. Y no porque yo tenga raíces comunes ni nada similar sino porque a través de ellas trato de entender la situación en la que viven sumidas miles de mujeres en estos países y en la sinrazón que las obliga a vivir carentes de sus derechos más básicos. El caso de Nadia es el peor de todos cuantos he conocido. Y son unos cuantos ya. Una historia de horror que, sin embargo, considero necesaria conocer para evitar que vuelva a repetirse. Yo seré la última es la historia de su lucha y el título de su autobiografía. 

En 2014, el Estado Islámico (EI) atacó la aldea de Nadia en Irak, y su vida como estudiante de veintiún años quedó destrozada. Se vio obligada a contemplar cómo su madre y sus hermanos se encaminaban hacia la muerte. La propia Nadia pasó de mano en mano, como una mercancía, entre los combatientes del EI. La obligaron a rezar, la obligaron a vestirse y maquillarse como preparación para su violación, y una noche fue víctima de abusos sexuales por parte de un grupo de hombres hasta quedar inconsciente. Me enseñó las cicatrices de quemaduras de cigarrillos y golpes. Y me contó que, a lo largo de toda aquella terrible experiencia, los militantes del EI la llamaban "sucia infiel" y alardeaban de cómo sometían a las mujeres yazidíes y borraban su religión del mapa.

En agosto de 2014, tras instaurar su califato, el Estado Islámico (EI) asesinó a unos tres mil hombres en la ciudad de Sinyar, situada al noroeste de Irak, y cercó durante semanas una pequeña aldea circundante situada a tan solo quince kilómetros de esta: Kocho. Nadia, que contaba con veintiún años, vivía allí junto a los suyos, una humilde familia de yazidíes que se ganaban la vida con la agricultura y el pastoreo. Y, pese a todas las dificultades económicas, eran felices. En ese mes de agosto tuvo lugar uno de los más tremendos genocidios de la última década. Miles de familias fueron testigos de la matanza de los hombres, el rapto y posterior traslado de los niños para ser adoctrinados campamentos de Siria e incorporados como militantes a sus filas, así como la violación y venta de las jóvenes y niñas con apenas nueve años, que fueron pasando de mano en mano como esclavas sexuales hasta su muerte. 

Nadia Murad, a través de su propia autobiografía nos contará el infierno que vivió durante unos meses a manos del Estado Islámico y nos hablará de su pueblo, los yazidíes, una de la minorías religiosas asentadas en Irak, Siria y Turquía, y a la vez el pueblo más odiado por el EI, por considerarlos infieles, adoradores del diablo y no acceder a convertirse al islam. Asistiremos al cerco de Kocho, a la matanza de los varones en la familia de Nadia, al secuestro y traslado de sus sobrinos a Siria y a su periplo como sabiyya (esclava sexual) a manos de los militantes de EI. 

El testimonio de Nadia es realmente estremecedor, pero no se ceñirá al momento del genocidio sino que bucearemos en sus recuerdos para conocer cómo fue su niñez y la de sus padres, cómo era la convivencia entre chiíes, suníes, cristianos y yazidíes antes del derrocamiento de Sadam, cómo se originó el conflicto, cómo cambió todo a partir del año 2003 con la llegada de los estadounidenses a la zona y el germen del odio fue creciendo de manera exponencial a través de Al qaeda, ISIS, EI o Daesh; distintas denominaciones para referirse a un mismo grupo terrorista integrado por radicales islamistas, que interpretan a su antojo el Corán y aplican leyes medievales, arrasando con todos cuantos se cruzan en su camino y se niegan a convertirse a su religión 

La novela comienza con el prólogo de Amal Clooney, una conocida abogada, activista y escritora libanesa-británica, que además está especializada en Derecho Internacional, Derecho Penal, Derechos Humanos y Extradición. Será ella la que nos hable del día que Nadia apareció en su despacho por primera vez para pedirle ayuda. Sabemos de antemano que, afortunadamente, Nadia logró escapar del horror y lo ha podido contar, pero eso no evitará la desazón que nos va a ir provocando su historia. Desde entonces, no ha dejado de luchar por los derechos de su pueblo y ha sido nombrada embajadora de buena voluntad por la ONU. Ella se vaciará en esta autobiografía en la que conoceremos muy de cerca las inquietudes de las mujeres yazidíes, sus creencias, sus miedos, el horror del que fueron víctimas y también el papel de las mujeres defensoras del EI, mucho más radicales aún que sus militantes. 

Nos encontramos ante una historia cuyos principales escenarios van a ser la pequeña aldea de Kocho y las ciudades de Sinyar y Mosul. Narrada en primera persona, con una prosa sencilla en la que hay un predominio de la narración sobre el diálogo, esta novela comienza de forma serena y va ganando en tensión a medida que avanzamos en la lectura hasta provocarnos un pellizco interior del que no lograremos desprendernos hasta mucho después de cerrar el libro. La historia no es para menos. 

Yo seré la última es un relato realmente desgarrador, el de Nadia, pero también podría ser el de cualquiera de las muchas mujeres yazidíes que han sido y son víctimas del EI. Un texto valiente, sereno, pero cargado de dolor y sufrimiento que me ha removido por dentro y se ha quedado dando vueltas en mi cabeza. Ella es un ejemplo a seguir y su testimonio, pese a su dureza, debe trascender. No podemos seguir mirando hacia otro y mantenernos en nuestras cómodas vidas mientras miles de inocentes están padeciendo un auténtico suplicio a manos de unos desalmados. Su lucha y su tesón son un canto a la esperanza de un futuro mejor. 

Atrapado - Juan Infante

16/1/18

Atrapado
Atrapado
Autor: Juan Infante
Editorial: Erein
Páginas: 368
Precio: 19,50 euros

SINOPSIS


Lucía Gorostiola tiene 20 años y estudia derecho en la Universidad de Deusto. Es la hija de un gran capo del narcotráfico en Bilbao y le secuestran muy cerca de la facultad.

Su padre le pide ayuda a Tomás Garrincha, aún joven pero retirado en esto del delito, para que la traiga a casa sana y salva.

Pero las cosas se complican, en cuanto Garrincha comienza su investigación.

Los inspectores de la ertzantza, Sara Cohen y Miguel Fabretti ven cómo todo sucede muy rápido y nada es lo que parece.

Tomás Garrincha es un “detective” muy especial que llevará al lector a participar en una trama trepidante con un incierto final.

JUAN INFANTE

Resultado de imagen de JUAN INFANTE ESCRITOR

Ejerce de abogado en su ciudad natal.

Tiene publicadas cinco novelas de género negro-criminal: Werther en Beirut, Asesinato en Santurce, El crimen de Cienfuegos, Quince Millones y La Baldosa Negra. Es autor también de tres relatos: El sargento Puchades, Me chifla Nicolás y Literatura y Ficción.

La crítica ha dicho de su obra “Juan Infante suelta su humor corrosivo por las calles de Bilbao” (El Correo), “Infante ha construido su obra con las pautas del cine americano” (El País) “…facilidad para establecer un ritmo ágil, y la dosificación del crimen y la intriga cimientan una narración… con asombrosa soltura” (El Correo) “Es una novela de intriga en la que las tramas te van envolviendo hasta que finalmente se resuelven” (Deia) “…una trama ágil, relativamente compleja, pero bien pergeñada…” “…consigue atrapar al lector…” “…introduce el humor, la ironía…” (El Correo).

Atrapado es su sexta novela.

MIS IMPRESIONES


Cuando Laky de Libros que hay que leer publicó su post con las tres novelas que presentaba Erein, dentro de su línea editorial Cosecha roja dedicada al género negro, no tuve dudas cuál era la sinopsis que más atractiva me resultaba. Y curiosamente su autor es bastante conocido en las redes por interactuar a menudo con blogueros recomendando y solicitando opiniones de novela negra. Hoy os traigo mis impresiones sobre la pluma de Juan Infante a la que me acerco por primera vez y me ha proporcionado una grata sorpresa. Os hablo de Atrapado. 

Lucía tiene veinte años y un futuro prometedor en Bilbao. Estudia Derecho en Deusto y su padre es toda una autoridad en la zona. No en vano, Gorostiola es uno de los grandes capos del narcotráfico en el País Vasco, pero todo se complicará en esta familia cuando una mañana, mientras la joven se encuentra en las inmediaciones de la Universidad, es raptada. Los oscuros negocios de su padre hacen presagiar un caso complicado y apuntan desde el primer momento a Bujanda, su rival en el negocio la droga. La gravedad de la situación hará que Gorostiola solicite rápidamente a Garrincha, un antiguo compañero de andanzas y en la actualidad retirado del negocio, que interceda ante Bujanda para la liberación de Lucía. Pero, ¿dónde está Lucía? ¿Puede ser Bujanda tan descerebrado como para secuestrar a la hija de uno de los mayores narcotraficantes del país? Tanto si es él como si no, hay que ser muy inconsciente para involucrarse en este rapto. O quizá el responsable no sabe quién es el padre de la chica. Lo que está claro es que se ha metido en la boca del lobo y tendrá que atenerse a las consecuencias.

Con este arranque de vértigo Juan Infante da inicio a una novela muy negra, que transcurre en un corto espacio temporal (poco más de un mes) y en la que la ciudad de Bilbao y sus numerosos rincones compartirán protagonismo con resto de personajes. Una ciudad brumosa en la que el otoño avanza frío y húmedo al tiempo que Garrincha, el protagonista principal de esta historia, tratará de ganarle terreno a la Ertzaintza en la investigación y rescatar a Lucía. 

Hay novelas que no serían nada sin determinados personajes. Y algo así ocurre en esta ocasión. Tomás Garrincha es el alma de la historia y será él en primera persona la voz narrativa predominante y el que nos relate este misterioso secuestro. Su socarronería y la ironía con la que salpica infinidad de pasajes de la novela, arrancando las carcajadas del lector, es uno de los pluses de la lectura. Él es un hombre templado, inteligente, mordaz, juerguista, irónico, mujeriego empedernido y aunque tiene un currículum delictivo impresionante es tan bueno en lo suyo que nadie ha logrado echarle el guante. En el otro extremo tenemos a dos miembros de la Ertzaintza, que a su vez protagonizarán una subtrama de lo más interesante y de los que conoceremos a través de un narrador ominisciente: Sara Cohen y Miguel Fabretti. 

Atrapado, como reza el título, está Garrincha ante la petición de su antiguo colega. Se encuentra entre la espada y la pared porque ya hace un año que está retirado, y la verdad es que vive de lujo. Con el bolsillo repleto, tiempo libre, una mujer que lo adora y sin problemas con la justicia, sus días transcurren entre su pesca en la ría y su vida con Teresa. Pero Garrincha es un hombre leal con los suyos y sabe que debe echar una mano aunque sea la última vez. Y no penséis que os he contado mucho de la historia porque lo que os detallo ocupa apenas las primeras páginas del libro. A partir de aquí habrá que ir tirando del hilo para llegar al fin del secuestro. Y os aseguro que os aguardan un montón de sorpresas. 

Tres son, desde mi punto de vista, las bazas con las que juega el autor para enriquecer la novela: la magnífica ambientación, en la que el lector se ve transportado hasta esa ciudad del norte, caminando por su ría, por los múltiples lugares de interés o degustando platos de su gastronomía local; la fuerza de su personaje principal, un hombre que aporta mucho juego a la trama, descargando la tensión de la investigación para introducir pinceladas de buen humor; y el buen planteamiento y desarrollo de los entresijos de la investigación que se lleva a cabo. Un rasgo que denota un gran conocimiento del autor sobre este particular o en otro caso, una ardua labor de documentación previa a la novela. 

En definitiva, a los que somos asiduos al género negro cada vez necesitamos lecturas más convincentes; esas que marcan la diferencia ya sea por la garra de sus personajes, por el escenario o por la forma de abordar la historia. Atrapado tiene un poco de todo esto, pero sobre todo tiene a Garrincha, un narrador de excepción, un antiguo capo del narcotráfico que se erigirá como inusual investigador privado, derramando su punzante ironía en relato que nos deparará muchas sorpresas, giros insospechados y momentos realmente divertidos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...